21 de febrero de 2013
21.02.2013

El COI avisó a Urdangarín de que incurría en "conflicto de intereses"

El Comité Olímpico Internacional avisó al duque de Palma de posibles problemas con sus trabajos para empresas patrocinadoras del deporte

21.02.2013 | 01:00
Iñaki Urdangarín.

El Comité Olímpico Internacional (COI) advirtió a principios de 2004 a Iñaki Urdangarín, vicepresidente del Comité Olímpico Español (COE), de los posibles "conflictos de intereses" entre su cargo en el olimpismo y los trabajos y consultorías que hacía para grandes patrocinadores privados del deporte.

Urdangarín, el principal acusado en la presunta trama de desvío de fondos públicos en torno al Instituto Nóos y que declarará en el juzgado de Palma este sábado, compaginó durante años sus cargos en el movimiento olímpico internacional con puestos de consejero y asesorías externas en empresas financiadoras de competiciones deportivas. Nóos también tuvo como cliente a decenas de compañías anunciantes en eventos deportivos.

Diego Torres, ex número dos de Nóos, aportó el día 16 al juez varias decenas de correos electrónicos. Uno de estos mensajes fue remitido por Carlos García Revenga, secretario de las infantas Elena y Cristina en la casa real -y que también declarará pasado mañana en Palma, en calidad de imputado- a Iñaki Urdangarín en marzo del 2004.

En ese email García Revenga, un supuesto asesor en la sombra de los negocios del duque de Palma, le adjunta al duque una copia traducida de una carta dirigida al conde por Jacques Rogge, presidente del COI. La misiva va encabezada con un Situación de Iñaki Urdangarín y hace mención a las posibles incompatibilidades entre su puesto al frente del COE y sus negocios.

El yerno del Rey reconoció, en una carta anterior remitida al COI, que tenía "varios intereses financieros en diversas compañías que, posiblemente, actúan en el área del deporte". El asunto fue llevado ante la comisión de ética del COI, que recomendó al exdeportista que evitara los "conflictos de intereses", que surgen "cuando la opinión o decisión de una persona (del olimpismo) actuando sola, o dentro de una organización, (...), pueda razonablemente ser considerada como sujeta a influencia por las relaciones que la mencionada persona tiene...".

La contaminación también nacería -añade el documento- de sus relaciones pasadas o futuras con "otra persona u organización que se viera afectada por la opinión o decisión" del dirigente. Dados los vínculos que en 2004 tenía el duque de Palma con sociedades, el COI le pidió que consultara a la comisión de ética para evitar incompatibilidades.

Por otro lado, fuentes próximas al caso Nóos señalaron que si Diego Torres decide entregar la grabación de la conversación con el letrado de Urdangarín, Mario Pascual Vives, donde éste le habría ofrecido trabajo en Sudamérica y dinero para comprar su silencio, esa cinta serviría como prueba, al no vulnerar ningún derecho constitucional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook