30 de diciembre de 2013
30.12.2013

Cifuentes pide a Gallardón que diga por qué permitió la píldora del día después

30.12.2013 | 02:21
Cristina Cifuentes.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, insistió ayer su defensa de la ley del aborto aprobada en 1985, que entiende como más idónea que las impulsadas por José Luis Rodríguez Zapatero y por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a quien emplazó a que explique por qué autorizó que el Ayuntamiento de Madrid, con él de alcalde, dispensara de forma gratuita la píldora del día después a todas las adolescentes, incluidas las menores.

Cifuentes explicó que no cree que haya "nadie partidario" del aborto, "algo traumático y que afecta a las convicciones personales" y que "no deja de ser un fracaso" que cualquier reforma del aborto no tenga el "máximo consenso" en su tramitación parlamentaria. En su opinión, fue el Gobierno de Zapatero el que planteó una ley de plazos que "removió el avispero de manera unilateral", a pesar de que el aborto "había dejado de ser un problema" para los españoles gracias a la ley aprobada en 1985 por Felipe González, luego asumida por José María Aznar. "Estoy de acuerdo con una ley de plazos más que de supuestos, pero con la de Zapatero no", debido a que dicha norma permitía a las menores de 16 años abortar sin el conocimiento de sus padres. Y también por dispensar la píldora del día después sin prescripción médica, "como método anticonceptivo a pesar de tener riesgo para la salud". Por eso, ante la pregunta de por qué entonces el actual ministro de Justicia, en su etapa de alcalde de Madrid, fue el primer dirigente del PP en repartir desde centros públicos la píldora del día después para todas las adolescentes, sin requerir para ello conocimiento de sus padres contestó: "Eso es algo que tendrá que explicar el señor Gallardón porque fue él el que aplicó la medida". Añadió además que no se trata de un medicamento "inocuo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine