Los 751 eurodiputados que más de 413 millones de europeos están llamados a votar en las urnas el próximo día 25 componen la única institución de la UE elegida por sus ciudadanos. Como tal, el Parlamento europeo (PE) está considerado la primera institución de la Unión, rango que se plasma en la preeminencia protocolaria otorgada a su Presidente, que en la Cámara saliente es el socialdemócrata alemán Martin Schulz. El Presidente del PE tiene un rango superior al Presidente del Consejo Europeo (CE), el belga Herman van Rompuy, y al Presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durão Barroso. Las funciones del Parlamento europeo han sido considerablemente ampliadas por el Tratado de Lisboa, vigente desde el 1 de diciembre de 2009.

EFunción de control de la Comisión. Es similar a la que los parlamentos nacionales ejercen sobre sus respectivos Gobiernos y comienza con el nombramiento del Presidente de la Comisión. Así, una vez celebradas las elecciones y constituido el PE, el presidente del CE abrirá una ronda de consultas con los grupos para estudiar cuál de los candidatos cuenta con mayores apoyos. La gran novedad de la cita de 2014 es que, por primera vez en la historia de la UE, los principales partidos ya han elegido el nombre de su candidato. De modo que Van Rompuy tendrá que decidir, previsiblemente, entre el del Partido Popular Europeo, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, y el del Partido Socialista Europeo, el ya citado Schulz. Quienquiera que sea el elegido, deberá tener el apoyo de más grupos que el suyo, ya que, de acuerdo con todas las encuestas, la formación más votada quedará muy lejos de los 376 escaños que dan la mayoría absoluta.

La decisión de Van Rompuy será sometida al CE, donde los 28 líderes comunitarios tomarán la suya propia por mayoría cualificada. Los principales partidos ya han prevenido a los líderes del CE contra la tentación de sacarse de la manga un candidato, ya que, en ese caso, advierten, lo tumbarían y el proceso volvería a empezar.

Una vez que el Consejo haya elegido, el candidato se someterá a la investidura del PE y, si logra la mayoría absoluta, formará una Comisión que, colegiadamente, buscará la aprobación del Parlamento por mayoría simple. El PE tiene también la potestad de presentar una moción de censura contra la Comisión, cuya aprobación exige dos tercios de los votos emitidos y nunca menos de la mayoría absoluta.

EFunción de control presupuestario. Comienza cuando el PE recibe el informe que el Consejo de la UE (más conocido como Consejo de Ministros y que no debe confundirse con el Consejo Europeo) elabora sobre el proyecto que le ha enviado la Comisión. El PE puede aprobar este informe o enmendarlo. En caso de que el Consejo de la UE no acepte las enmiendas introducidas por los parlamentarios, debe convocarse un Comité de Conciliación, formado por los miembros del Consejo e igual número de eurodiputados. Si ocurriese que el Comité no lograse pactar un texto o que el texto pactado fuese rechazado por el Consejo o por el PE, la Comisión debería elaborar un nuevo proyecto de presupuesto. En el ejercicio 2014, las cuentas comunitarias se elevan hasta los 135.500 millones de euros, con un techo de gasto de 142.600 millones.

EFunción legislativa. El PE, que en origen era solo una asamblea consultiva, comparte ahora la potestad legislativa con el Consejo de la UE, funcionando la Eurocámara como instancia de representación ciudadana y el Consejo como instancia territorial. La entrada en vigor del Tratado de Lisboa ha ampliado mucho el número de áreas en las que el PE está llamado a legislar en unión del Consejo, que antes era el legislador casi exclusivo. Tan es así que el antaño infrecuente procedimiento conocido como "codecisión" ha pasado a llamarse procedimiento legislativo ordinario.