21 de octubre de 2014
21.10.2014

Unos 60 inmigrantes logran entrar en Melilla tras intentar saltar la valla varias veces

El Gobierno alega que algunos 'sin papeles' amenazan diciendo que tienen el ébola

21.10.2014 | 00:49
Un inmigrante ilegal saluda al entrar en el CETI. efe

Alrededor de unos sesenta inmigrantes de origen subsahariano, en su mayoría procedentes de Malí, lograron ayer acceder a Melilla en una nueva jornada de extrema presión migratoria, con varios intentos por diferentes puntos del perímetro.

Según informó la Delegación del Gobierno, el primer intento se registró pasadas las 07.00 horas por la zona de Farhana, donde un grupo de unos 150 inmigrantes fue interceptado por las fuerzas marroquíes antes de lograr acercarse al perímetro fronterizo.

Otro grupo similar continuó en paralelo a la valla y realizó varias intentonas por la zona del Río de Oro y en las proximidades de la frontera de Beni Enzar. Fue precisamente por este punto, situado al sur del perímetro, por donde un grupo de unos sesenta inmigrantes consiguió superar el dispositivo antiintrusión y, a la carrera, se adentró en la ciudad, una parte en dirección a la Jefatura Superior de Policía y la otra rumbo al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, defendió la actuación de la Guardia Civil, en ocasiones de manera violenta. Así, reveló que el pasado días 15, en Melilla, algunos sin papeles amenazaron a los agentes "diciéndoles que tenían el ébola".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine