La candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, dijo ayer que quiere "estudiar a fondo" dónde duermen los mendigos en la capital para que su presencia no afecte al turismo. Aguirre destacó que tanto el Ayuntamiento como la Comunidad "tienen servicios sociales para albergar y alojar en las viviendas de protección social a aquellas personas que en algún momento de su vida lo necesiten".

Su lema, aclaró, es "ocuparse primero de las personas que lo necesiten". Otra cosa, sin embargo, es "que se haya decidido que dormir en la calle esté permitido", algo que pretende "estudiar a fondo" para saber "cuál es la razón por la que antes venía el Samur Social y ofrecía a las personas que dormían en la calle un albergue y si no querían les hacía una valoración sanitaria y después se limpiaba toda la zona".

Asimismo, la presidenta del PP de Madrid dijo que las 1.800 manifestaciones que se celebran al año en el centro de la ciudad "ahuyentan" a los turistas, ya que se encuentran "intimidados y coartados". Con ello, ha asegurado que le parece "muy bien" que existan reivindicaciones pero que no por ello habría que contemplar el hecho de que "no todas" se celebren en el centro.

Otro de los problemas a los que ha hecho referencia en materia de turismo es el de las "mafias" de jóvenes menores que roban en establecimientos hoteleros, así como la "tremenda proliferación" de graffitis que hace que algunos barrios como el suyo, ha destacado, "parezcan guetos".

Por otro lado, Aguirre considera que hay que gente que tiene muchas ganas de que la "fusilen al amanecer", pero "no va a ser así". La candidata del PP en la capital se refirió así al incidente de tráfico que protagonizó en abril de 2014 y sobre el que mañana decidirá la Audiencia de Madrid.

Aguirre quiso destacar que la vista se produce a instancias del agente de movilidad, que recurrió el archivo de la causa decretado antes por un juez al entender que ella "en absoluto" huyó.

"El agente me había puesto una multa y quería que me quedara a esperar el resguardo", algo que, en su opinión, "no es obligatorio". Ella, explicó, simplemente tuvo la idea de "quitarse" de la zona después de que le pusieran la multa. Y resumió: "200 euritos por minuto y medio".

En la grabación de la conversación entre los agentes y Aguirre el día del incidente, los policías dicen: "Hemos denunciado a doña Esperanza Aguirre y se nos ha dado a la fuga".