El exalcalde de Barcelona Xavier Trias (CDC) se comprometió con el propietario del local del banco expropiado a pagarle el alquiler, satisfacer el IBI, las tasas de basuras y cualquier desperfecto causado por los okupas. Así consta en el "contrato de arrendamiento" que firmaron en 2015 el entonces primer teniente de alcalde, Joaquim Forn (CiU), y la empresa propietaria del local.