El PP promoverá para la presidencia de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso a la expresidenta del Parlamento gallego Pilar Rojo, que hace una semana dejó hueco al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz para que pudiera asumir la Comisión de Peticiones, según adelantaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

La pretensión inicial del Grupo Popular era situar como presidente de la Comisión de Exteriores a Fernández Díaz, si bien ante las críticas de toda la oposición por la elección, acabó ubicando al exministro en la Comisión de Peticiones, donde la Presidencia no requiere votación, sino que se otorga al partido mayoritario.

Ese puesto lo ocupaba desde el pasado septiembre la diputada del PP por Pontevedra Pilar Rojo, a la que ahora el partido ha querido compensar con la Presidencia de la Comisión de Exteriores, un cargo del que está previsto que tome hoy posesión, aprovechando la reunión de este órgano.

Rojo, coruñesa afincada en Pontevedra y del entorno de amistades de Mariano Rajoy, fue conselleira de Familia de la Xunta entre 2003 y 2005 con Manuel Fraga, diputada en la oposición durante el bipartito en Galicia y, desde la llegada de Alberto Núñez Feijóo a la Xunta, asumió la Presidencia del Parlamento de Galicia, que compaginó con la Presidencia de la Conferencia de Parlamentos Autonómicos de España (Coprepa). Rojo dejó la Cámara autonómica en enero de este año tras salir elegida diputada por Pontevedra para el Congreso en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015.

Su nombre llegó a sonar en las quinielas de ministrables, pero finalmente se mantuvo en la Presidencia de la Comisión de Peticiones, el único cargo institucional que ostentaba hasta que el Grupo Popular decidió la semana pasada moverla de ese puesto.

La Comisión de Asuntos Exteriores estaba siendo presidida desde el inicio de la legislatura por el presidente del Congreso durante la X Legislatura Jesús Posada pero la salida de Fernández Díaz del Gobierno de Mariano Rajoy llevó al PP a premiarle, como suele ser habitual con los exministros, con una presidencia de comisión, en este caso la de Exteriores.