La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela procesará por terrorismo a nueve jóvenes, siete de ellos en prisión provisional, como partícipes directos en la agresión a dos guardias civiles y sus parejas el 15 de octubre pasado en Alsasua (Navarra). Sobre los procesados pesan además los delitos de atentado, de odio y lesiones.

El auto de procesamiento fue notificado ayer y se produce después de que la semana pasada la juez decretase prisión para siete de los doce jóvenes identificados como autores de la agresión, entre los que se encuentran dos menores. Los procesados son Jokin Unamuno, Iñaki Abab, Oihan Arnanz, Julem Goicoechea, Jon Ander Cob, Aratz Urrizola, Adur Ramírez de Alda, Ainara Urquijo y Aritz Urdangarin. El primero de ellos sería uno de los "promotores" del movimiento Ospa Mugimendua en Alsasua, "en el que estarían integrados el resto de investigados" y que forma parte de la campaña de la izquierda abertzale Alde Hemendik. "Todos ellos conocían con anterioridad la condición de guardias civiles del teniente y el sargento (agredidos), siendo está única y exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados", destaca la juez en su auto de procesamiento.

La izquierda abertzale criticó la medida y exigió la salida de la Guardia Civil de Navarra. Para la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, "entre la pelea tabernaria y el acto de terrorismo hay un amplio espacio en el que se inscribirían estos hechos".