El muelle de Transatlánticos de A Coruña acogió ayer la ceremonia en la que la Armada Española cedió el testigo al frente de la SNMG-1, la Agrupación Naval Permanente Número 1 de la OTAN, a la Marina noruega.

El traspaso corrió a cargo del contralmirante José Enrique Delgado Roig, responsable del despliegue bajo coordinación española el pasado año, que dio paso a un liderazgo nórdico asumido por Ole Morten Sandquist, comodoro de su Marina. Diversas autoridades civiles y militares asistieron al acto, que ya motivó en los últimos días el desplazamiento de varias unidades navales desde el cercano Arsenal Militar de Ferrol.

Unidades participantes

Es el caso de la fragata Almirante Juan de Borbón y del buque de aprovisionamiento de combate Cantabria, que en octubre dejó Galicia para integrarse en la agrupación número 2 de la organización internacional. Mientras, la primera embarcación, junto a la Méndez Núñez, afrontó la condición de barco insignia de la SNMG-1 en septiembre en el puerto de Róterdam, el segundo relevo entre unidades españolas.