La dura pugna por el control de Podemos entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón provocó ayer daños colaterales en Ahora Madrid, la marca de los morados en la capital. La portavoz del equipo de gobierno, la errejonista Rita Maestre, y la diputada en el Congreso Tania Sánchez, de la misma corriente, imputaron al secretario general "falta de respeto", por decir que ha hablado "muchas veces" con su número dos de encabezar la lista tanto al Ayuntamiento como a la Comunidad.

"Claro que si tuviéramos eso definido ya como una apuesta, aunque tiene que haber unas primarias en las que decida la gente, eso podría haber facilitado muchas cosas", dijo Iglesias en referencia al ofrecimiento a Errejón y, a la vez, al intenso enfrentamiento que ambos llevan semanas librando, sobre todo, en las redes sociales. Errejón rechazó la oferta, y el resultado es que él e Iglesias "confrontarán" sus respectivos proyectos este fin de semana en el congreso de Vistalegre II. "Y si gana el suyo, él será el líder nacional de Podemos y, si gana el mío seguiré siéndolo yo, pero claro que a mí me parecería sensato que Íñigo pudiera dar ese paso, porque creo que sería un excelente candidato que podría ganar tanto el Ayuntamiento como la Comunidad (de Madrid)".

A estas declaraciones respondió Maestre recordándole al secretario general de Podemos que las candidaturas municipales "no están a merced de ningún dedo". "Las candidaturas no se negocian y no se intercambian", advirtió Tania Sánchez, abundando en el temor de Maestre de que el cónclave de este fin de semana acabe "como un mercadeo de puestos y de cargos".

Ahora Madrid no fue ayer el único daño colateral de la pugna. También IU se vio salpicada a cuenta de una campaña del equipo del segundo que reza en Twitter: "Ni PSOE ni IU, recupera el morado". Carlos Sánchez Mato, responsable de Políticas Económicas en IU federal, replicó a Podemos que "no hace falta" ofender a su partido para competir en su proceso congresual. "Sólo pedimos respeto", reclamó.