18 de febrero de 2017
18.02.2017

La gerente de Marivent y el fiscal que se llevó la mano al cuello

18.02.2017 | 00:58

El verano mallorquín es una mina de información judicial y política. El caso Infanta se ha prolongado en fiestas nocturnas, donde los datos privilegiados no se afincaban en la memoria al quedar disueltos en el mismo alcohol que suelta la lengua de jueces y fiscales. A una de ellas asistía la dama mallorquina que durante décadas ha facilitado abnegadamente las estancias de los Reyes en Marivent. Era la ama de llaves de palacio, que vio recompensada su entrega con unas condiciones laborales indignas.

Lo sabe todo de la Familia Real, conoce a la verdadera Cristina de Borbón. Sin perder un átomo de clase, la gerente de Marivent se abalanzó sobre el fiscal Pedro Horrach, que también estaba presente en la fiesta. Invirtiendo los papeles, la dama maltratada por la Zarzuela interrogó al acusador público. Le planteó sin pamplinas cómo se atrevía a no cargar contra la Infanta. Se generó un instante de conmoción en la placidez estival. Horrach respondió a la dama llevándose las manos al cuello. Fingía que alguien lo estrangulaba. Aún se está interpretando el gesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook