El exsenador del PP Luis Fraga, sobrino del fallecido Manuel Fraga, reconoció ayer en la jornada número 54 del juicio a la primera época del caso Gürtel que algunos bancos suizos le cobraban menos intereses por ser muy amigo de Luis Bárcenas, quien además disponía de autorización para realizar movimientos en algunas de sus cuentas.

El sobrino del fundador de Alianza Popular reconoció en su declaración como testigo en el juicio a la primera época que el extesorero del PP, que se enfrenta a 42 años y medio de cárcel, era su "mejor amigo" y que nunca dejó de serlo. En su testimonio dejó constancia de ello al hablar, por ejemplo, de los papeles de Génova en lugar de los papeles de Bárcenas, en referencia a la anotaciones del antiguo responsable de las cuentas populares que evidencian la existencia de una "caja B".

También admitió que los extesoreros populares Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta le entregaron 9.000 euros en metálico para pagar gastos de su campaña en 2004 y 2008. "En las campañas hay muchos gastos y hay que pagarlos. Pedí 3.000 euros en 2004 y me los dieron y pedí 6.000 en 2008 y también me los dieron", afirmó el testigo.

Fraga aseguró además que el extesorero del PP Rosendo Naseiro realizó negocios de arte con Luis Bárcenas, en contra de lo que testificó el propio Naseiro en el juicio. Bárcenas solía organizar comidas con Naseiro en las que estaban presentes altos cargos del PP como el actual presidente del Senado, Pío García Escudero, el exvicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, el exministro Federico Trillo, el exvicepresidente económico Rodrigo Rato y el actual vicesecretario del PP Javier Arenas. Fraga fue elegido senador del PP en el año 1989, cuando decide dedicarse únicamente a la política, al contrario que Bárcenas que "no cometió el mismo error". Durante los años que estuvo en política no declaró ni a Hacienda ni al Senado el dinero que tenía en sus cuentas del extranjero porque, según dijo, "no había obligación".