La preocupación de los españoles por los casos de corrupción y fraude se ha disparado tras iniciarse la operación Lezo y ya es uno de los principales problemas para el 54,3% de los ciudadanos, 12,3 puntos más que un mes antes, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado ayer.

Así consta en el último barómetro del CIS correspondiente al mes de mayo, realizado entre el 1 y 9 de ese mes, justo unos días después de que comenzara la operación Lezo y de la detención en abril del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. La inquietud de los españoles por la corrupción y el fraude pasa del 42% del informe de abril al 54,3% de este último barómetro y alcanza cifras desconocidas desde hace dos años, cuando la preocupación ciudadana por este asunto dio un salto cuantitativo por los casos Gürtel, Púnica, Pujol o las tarjetas opacas de Caja Madrid.

Sigue siendo, sin embargo, el segundo problema citado por los españoles, que continúan viendo el paro como su principal preocupación, mencionada por el 71,3%, porcentaje ligeramente superior al 69,6% de abril. Como tercera inquietud se mantiene la etiquetada como "problemas de índole económica", a la que hace alusión el 21,2% (21,2% en abril), y la cuarta posición la siguen ocupando los políticos en general, con el 18,1% (20,9% un mes antes).

A continuación sigue estando la sanidad, que preocupa al 9,6%, tres puntos menos que en abril, y los problemas de índole social, con el 9,2%, frente al 10,1% anterior. Estos últimos escalan hasta el sexto puesto y superan a la educación, ahora en séptimo lugar, una inquietud para el 8,8% de los encuestados. Ya con porcentajes poco significativos, y hasta completar el ranking de las diez primeras preocupaciones, continúan estando los problemas relacionados con la calidad del empleo (7,3 %), las pensiones (4,3 %) y la inmigración (3,5 %). El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, aseguró ayer que es "lógico" que en la última encuesta del CIS haya subido la preocupación por la corrupción, ya que, según dijo, ha afectado a todos los partidos.