17 de agosto de 2017
17.08.2017

El soberanismo aplaza la ley del referéndum en un intento de eludir la acción del Gobierno

El retraso de la norma de la consulta catalana revela el "absoluto desconcierto" independentista, según el Ejecutivo de Rajoy

17.08.2017 | 19:24
Carme Forcadell, en primer término, poca antes de la reunión de la mesa del Parlament.

La mesa del Parlament de Cataluña optó ayer por posponer la tramitación de la proposición de ley del referéndum en un intento de los soberanistas, que son mayoría en el órgano parlamentario, de eludir el recurso de inconstitucionalidad del Gobierno contra la pieza principal de lo que se pretende sea la cobertura legal de la consulta del 1 de octubre.

Acortar las vacaciones parlamentarias, reducidas a sólo quince días, no ha servido para agilizar el calendario de preparativos del referéndum. Junts pel Sí y la CUP registraron el 31 de julio la proposición de ley de la consulta con el ánimo de ganar un tiempo que se acorta ante la convocatoria de octubre. La decisión de la mesa de no proceder ayer, en su primera reunión tras las vacaciones, a la tramitación rompe con esa táctica y con la pauta habitual de proceder del órgano rector de la cámara catalana. Su presidenta, Carme Forcadell, justificó la decisión, adoptada en una reunión marcada por las tensiones y las críticas de la oposición, por la "complejidad" de la norma y por la presión legal a que están sometidos cinco miembros de la mesa, entre ellos la propia presidenta. "No hay que ser inocente; sabemos la judicialización que hay de la política", justificó Forcadell antes de anunciar que buscará el mejor momento para dar curso a la proposición de ley. Esto podría ocurrir en cualquiera de las próximas reuniones de la mesa, el 22 y 29 de agosto, con vistas a la inclusión de la propuesta legal en el pleno del Parlament del 6 y 7 de septiembre, a escasos días de la "diada", que se celebra el 11 de septiembre. En su intento de eludir la acción del Gobierno contra la ley del referéndum, el Ejecutivo de Puigdemont tiene también la posibilidad de llevar la iniciativa y dar curso a la norma como proyecto de ley.

El retraso en la tramitación de esta ley de la consulta es una prueba del "absoluto desconcierto" en que se encuentra el independentismo, por la pérdida de apoyos populares, la radicalización y la "purga de cualquier voz moderada", según fuentes del Gobierno de Rajoy citadas ayer por Efe. El PSC denunció lo que considera "maniobras estratégicas calculadas y oscuras" de los independentistas y anticipa que llevará al Consejo de Garantías Estatutarias la proposición de ley del referéndum en cuanto sea admitida a trámite en la cámara, al considerar que "liquida" el Estatut y la Constitución.

El Tribunal Constitucional rechazó ayer el recurso de la Generalitat contra la suspensión de la reforma del reglamento de la cámara catalana, que permitiría tramitar la ley del referéndum en lectura única, sin enmiendas y casi sin debate.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 
Enlaces recomendados: Premios Cine