18 de agosto de 2017
18.08.2017
Fany Mariño

"Era un caos, los helicópteros nos sobrevolaban"

Pasó la tarde en su casa por recomendación de las autoridades

18.08.2017 | 03:14
Fany Mariño ayer ante su calle, desierta. | l. o.

La gallega Fany Mariño, que trabaja en Barcelona como asistente personal de un cirujano, vive en las cercanías de la Avenida Diagonal, próximo al lugar en el que se cometió el atentado ayer. Su calle estaba ayer cuando atendía a este diario "demasiado tranquila, casi desierta". "Antes todo fue un caos. Nos llegaban avisos de que no saliéramos de casa, había helicópteros sobrevolando las calles. Entre esas advertencias algunos afirmaban que los terroristas venían para la zona en la que yo me encontraban", recordaba la gallega.

Cuando sucedieron los hechos ella estaba descansando en su domicilio. Se enteró por una llamada de teléfono. Era su padre desde Galicia preocupado tras haber escuchado en los medios de comunicación las noticias que empezaban a llegar desde la Ciudad Condal.

"La zona en la que cometieron los ataques era perfecta para sus intereses. Porque la huida por las estrechas calles es mucho más fácil", afirma la viguesa. "Entre las seis y las siete mandaron cerrar los establecimientos, se cerraron las líneas de metro y tren y se suspendieron las fiestas. Estamos a la espera de lo que pase ahora", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine