06 de septiembre de 2017
06.09.2017
Yihadismo

El líder de la célula fue afiliado del PP

El arrestado dejó de pagar las cuotas y perdió sus derechos políticos como militante hace 3 años

06.09.2017 | 15:34

El líder de la célula yihadista desmantelada hoy en una operación antiterrorista conjunta de España y Marruecos fue afiliado del Partido Popular de Melilla hasta hace tres años, cuando dejó de pagar las cuotas y perdió sus derechos políticos como militante.

El presidente de la formación política y del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, ha confirmado que este individuo era desde entonces simpatizante del PP regional y no había sido expulsado, pero ha avanzado que ya lo ha sido tras lo ocurrido hoy.

Esta suspensión será ratificada en una reunión del Comité Ejecutivo del PP esta semana o la próxima, momento en el que ya "estará en la calle" de manera oficial, si bien Imbroda ha insistido en que este individuo "no estaba ya" en el partido porque no tenían "la más mínima noticia" de él.

Según Imbroda, esta persona, de nombre Hafid, representa el "clásico caso de radicalización de un fundamentalismo religioso absurdo, rompedor, que quiebra cualquier principio humano, y en el que están instalados muchos pájaros como éste, con perdón de los pájaros".

Ha confirmado que este individuo estaba trabajando en el Centro de Reforma de menores infractores, donde existe un régimen cerrado o semicerrado para menores de 18 años que cometen delitos.

"Era un auxiliar más de los que había allí", ha señalado el presidente de la Ciudad Autónoma, administración de la que depende este centro, cuyo funcionamiento está en manos de una empresa privada, en la que estaba contratado el líder de la célula yihadista.

Según ha informado Imbroda, en este centro "llevan prácticamente un año que no lo ven por allí" porque estaba concatenando bajas laborales sucesivas, y cuando fue dado de alta hace un par de semanas, cogió vacaciones.

Juan José Imbroda ha afirmado que "ya se había vislumbrado la fase de radicalización de este hombre", pero no ha dado más detalles alegando que hay cosas que no debía contar.

En cualquier caso, ha insistido en que toda la sociedad debe estar alerta "ante estas involuciones mentales de algunas personas y si hay algo que decir, decirlo".

Ha avanzado que será cesado de manera "inmediata y fulminante" de este puesto de trabajo, para lo que el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, ya se ha puesto en contacto con la empresa adjudicataria del funcionamiento del Centro de Reforma.

Imbroda ha agradecido y felicitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por "la tarea tan importante que hacen, que da tranquilidad y seguridad".

El líder de la célula yihadista desmantelada es un hombre de 39 años, de nacionalidad española, origen marroquí y residente en Melilla, que ha sido arrestado en Marruecos al encontrarse ocasionalmente en dicho país.

Realizaba labores de captación y adoctrinamiento aprovechando su puesto de trabajo como auxiliar educativo en el centro de reeducación de menores para llevar a cabo labores de captación y radicalización entre estos jóvenes en una especial situación de vulnerabilidad.

Según fuentes de la investigación, durante este periodo, pudo culminar de manera efectiva su actividad de captación al conformar una célula terrorista, ahora desarticulada, cuyo inminente propósito y disposición se había determinado al paso a la Yihad violenta con un peligroso nivel de activación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook