08 de septiembre de 2017
08.09.2017
El desafío soberanista

Feijóo ve el paso de Cataluña "lo más grave después del 23-F"

Sobre la posibilidad de intervenir la soberanía catalana esgrime que un Gobierno debe usar "todos los mecanismos legales"

08.09.2017 | 00:49
Alberto Núñez Feijóo.

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, calificó el paso dado en Cataluña, con la aprobación de la ley para el referéndum independentista del 1 de octubre, como "lo más grave" que ha pasado en España "después del 23-F", al tiempo que garantizó como jefe del Ejecutivo autonómico que en Galicia, que ciñó a "nacionalidad histórica", "nunca" se dará una situación similar.

Tras la reunión semanal de su Gobierno, la primera del nuevo curso político, Feijóo advirtió que lo ocurrido el miércoles es algo que "no pasaría en el 99,9 por ciento de cualquier Parlamento occidental". "Es lo más grave después del 23-F", sentenció.

A su juicio, hay "dos momentos difíciles" para la democracia española. El primero lo identificó con el intento de golpe militar del 23-F y el segundo lo situó el pasado miércoles en Cataluña.

"Del nacionalismo pasaron al independentismo y del independentismo están pasando al totalitarismo", denunció el mandatario autonómico, convencido de que esta actitud "no es admisible en una democracia como la española". Así, recordó que la votación del Parlament se hizo "fuera de la ley, sin las garantías necesarias y convocada de forma ilegal". Para él, actuar de este modo en democracia "tiene un nombre" y es "totalitarismo".

Como representante del Estado en Galicia y presidente autonómico, garantizó que "esto en Galicia no ocurrirá nunca" y añadió que a la comunidad le "preocupan" los catalanes y los gallegos que residen en Cataluña.

Feijóo trasladó su "confianza absoluta" en los pasos que decida dar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convencido de que "con la misma seriedad y criterio" seguirá "aplicando la ley para garantizar el cumplimiento de la ley" en España. "Creo que lo que sucedió ayer (por el miércoles) nos avergüenza a cualquier demócrata y a cualquier político, es lo contrario a la democracia", sentenció.

Preguntado sobre si cree que el Gobierno debe aplicar el artículo 155 de la Constitución -la intervención de la soberanía catalana por el Gobierno central- , replicó que, a su entender, ante "una ilegalidad continuada, anunciada y flagrante" el Ejecutivo "tiene todos los instrumentos que da la legalidad". "Todos los instrumentos legales están a disposición del Gobierno democrático de España", aseveró.

En todo caso, recalcó que él "confía" en el Gobierno de España: en su "criterio" y en su "firmeza". En consecuencia, apeló a "no adelantar acontecimientos", sino a evaluarlos "conforme se vayan produciendo".

"Pero es evidente que un Gobierno tiene que utilizar todos los mecanismos que le pone la legalidad para parar ilegalidades como la de Cataluña", zanjó.

Preguntado por la propuesta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de España como "nación de naciones" y acerca de si él considera Galicia una nación, replicó que supone que todos los gallegos consideran que España y Galicia son "lo que pone la Constitución".

A renglón seguido, criticó que Sánchez proponga "un nuevo ordenamiento jurídico" como "gran estadista" y se "invente una Constitución" precisamente en la semana en la que se da "el mayor ataque al Estado de las Autonomías".

"Los gallegos ya respondimos a esto hace menos de un año, cuando votamos a un Gobierno que tiene claro lo que somos. Nosotros somos gallegos, que es una forma de ser españoles. Galicia es una nacionalidad histórica y está al mismo nivel que Cataluña y País Vasco", reivindicó.

"Y seguirá a nivel competencial y territorial a los mismos niveles que Cataluña y Euskadi. Pero evidentemente las tres son nacionalidades históricas. Y no porque lo diga yo, sino porque así lo acordamos hace mucho tiempo los españoles. No hay ningún español que pueda decidir en contra de lo que todos decidimos hace décadas", añadió.

"Orgulloso" de ser presidente de la Xunta y gallego, que es su forma de "ser español", aseguró tener la sensación de que el PSOE es "un partido sin criterio" porque su secretario general "cada día cambia de criterio", algo "especialmente grave" en "los momentos" que vive España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook