21 de septiembre de 2017
21.09.2017

El Gobierno controla ya todos los pagos de la Generalitat, que vuelve a rendir cuentas

Montoro asegura que las nóminas de los funcionarios catalanes no corren peligro y que Hacienda trata de conocer la cuantía para abonarlas

21.09.2017 | 01:21
Los parlamentarios de ERC abandonan el Congreso, con Rufián a la cabeza.

El Gobierno controla desde ayer todos los pagos de la Generalitat. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, firmó la orden para la no disponibilidad de créditos en el presupuesto de Cataluña para este año y ayer también el Govern volvió a rendir cuentas a la administración central. Ante la falta de respuesta de de Puigdemont, al vencer el plazo de 48 horas dado por el Gobierno a la Generalitat para que aprobara ese acuerdo de no disponibilidad, Montoro firmó la orden para intervenir las cuentas y garantizar que no hay desvío de gastos para costear el referéndum. La decisión fue notificada al vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, y a la interventora general de la administración catalana, Rosa Vidal.

La interventora volvió a remitir las certificaciones semanales a Hacienda exigidas para controlar el destino de los fondos y cuya suspensión, por decisión de Junqueras, provocó la intervención de las cuentas catalanas. Ante la Comisión de Hacienda del Congreso, el ministro Montoro anunció que el Govern vuelve a rendir cuentas aunque ello no paraliza una control del movimiento de fondos por parte de Hacienda, que se mantendrá "de manera indefinida" mientras persista el riesgo de que se desvíen fondos públicos al referéndum, según el titular del departamento.

El ministro garantiza el abono de las nóminas a los funcionarios catalanes. El Gobierno asegura que busca la forma de conocer el importe de esas mensualidades para poder pagarlas, ante la "falta de colaboración" de la Generalitat. En respuesta a Montoro, el diputado del PDeCat Ferran Bel tachó de "patosa" y "propia de una república africana" la actuación del Ejecutivo de Rajoy en Cataluña.

El PSOE respaldó la intervención económica aunque mostró dudas sobre la fórmula empleada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook