11 de octubre de 2017
11.10.2017
Tras la consulta sobre la secesión catalana Las intervenciones en el Parlament

Puigdemont asume que Cataluña "debe ser estado independiente"

El president recurre al equívoco de aceptar los resultados del referéndum del 1 de octubre, no proclamar la secesión y después pedir que se suspenda

11.10.2017 | 01:33
El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ayer.

La intervención de ayer del president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ante el Parlamento de Cataluña fue una farragosa pieza de oratoria marcada por la ambigüedad y la elipsis. En los párrafos clave, aquellos en los que debía abordar la eventual declaración unilateral de independencia (DUI), Puigdemont hizo la trampa de recurrir al implícito para, acto seguido, de un modo explícito pedir al Parlament la suspensión de la DUI. De este modo trató de evitar pillarse los dedos ante la justicia y, a la vez, intentó contentar a la CUP. Sin éxito.

Deliberadamente embrollados, estos párrafos clave desataron durante bastantes minutos la duda entre los observadores sobre si Puigdemont, como afirmaron algunos, había proclamado la independencia para luego suspenderla o si, como consideraban otros, no había llegado a declarar la independencia cuya suspensión reclamaba. Esta división se dio tanto en medios nacionalistas como constitucionalistas.

Los párrafos clave fueron enunciados por Puigdemont literalmente como sigue: "La Ley de Referéndum establece que, dos días después de la proclamación oficial de los resultados (...) el Parlament (y cito textualmente la ley) 'celebrará una sesión ordinaria para efectuar una declaración formal de la independencia de Cataluña, sus efectos y acordar el inicio del proceso constituyente'. Llegados a este momento histórico, y como presidente de la Generalitat, asumo, al presentar los resultados del referéndum ante el Parlament y ante nuestros conciudadanos, el mandato de que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república. Eso es lo que hoy toca hacer. Por responsabilidad y por respeto".

"Y con la misma solemnidad, el Gobierno y yo mismo proponemos que el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia a fin de que en las próximas semanas se inicie un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución pactada", continuó el president en su intervención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook