15 de octubre de 2017
15.10.2017
Tras la consulta sobre la secesión catalán Reacciones políticas y marcha de firmas emblemáticas

Sánchez pide comicios anticipados en Cataluña para "alumbrar una mayoría transversal"

Ciudadanos alega que Puigdemont "tiene miedo a las urnas de verdad" n Podemos cree que Rajoy aún "está a tiempo" de "dialogar" para evitar el "choque de trenes"

15.10.2017 | 02:05
Sánchez, saludando a los Reyes el pasado jueves.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, subrayó ayer la necesidad de abrir el debate de "cómo Cataluña se queda en España", e incide en que "está en la mano" del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que el Gobierno no aplique el artículo 155 de la Constitución. El 155, señaló "una medida homologable al conjunto de países europeos que tienen artículos semejantes a éste". "Si Puigdemont asume su papel, dejará a un lado los caminos rupturistas y unilaterales", afirmó Sánchez en una entrevista en eldiario.es, en la que apuesta por unas elecciones que permitan "alumbrar una mayoría diferente e, incluso, transversal en Cataluña".

El líder socialista destacó que su acuerdo con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, consiste en comenzar a activar el artículo 155 ante "una eventual quiebra unilateral del bloque soberanista", pero también en resolver el problema de fondo, lo que implica una reforma constitucional.

En su opinión, la mejor respuesta al requerimiento solicitado por Rajoy es que Puigdemont dijera mañana que el martes pasado no hubo una declaración unilateral de independencia, porque "nadie quiere, salvo Albert Rivera, aplicar el 155". "A partir de ahí, el PSOE, en las conversaciones que he tenido con el presidente del Gobierno, tiene una opinión propia del artículo 155", afirma, y explica que "se trata de reconstruir, no de suspender la autonomía de Cataluña". Si finalmente se vota en el Senado la aplicación de este precepto constitucional, garantiza que el PSOE y PSC votarán lo mismo. "Vamos de la mano y estamos sincronizamos", asegura.

En caso de que el presidente catalán diga que no ha declarado la independencia, señala que habrá dos escenarios, uno en la política catalana, que deberá ir a elecciones, y otro en el Congreso, que deberá iniciar la reforma de la Constitución. Una reforma a la que llama a involucrarse al líder de Podemos, Pablo Iglesias, del que dice que se equivoca en sus planteamientos respecto a Cataluña y con quien no ha hablado estos días, aunque asegura que volverá a hacerlo.

Por otra parte, el diputado de Ciudadanos en el Parlament Fernando de Páramo urgió ayer de nuevo al Gobierno a valerse del artículo 155 para forzar la convocatoria de elecciones en Cataluña.

De Páramo rechaza que la CUP "decida por 47 millones de españoles en una asamblea", y menos en una situación que calificó de insostenible: "Puigdemont tiene miedo a las urnas de verdad. Él ya le ha cogido gusto a sus urnas, en las que se vota cuatro veces y luego él hace recuento de los votos", ironizó el diputado.

"Las elecciones son ahora la única salida democrática para un político al que le da igual la ley, le da igual todo lo que le digan, que no escucha a nadie, que lo único que quiere es ir contra las rocas", advirtió.

Mientras, en A Coruña, el portavoz de Unidos Podemos en el Senado, Ramón Espinar, consideró que Mariano Rajoy aún "está a tiempo" de sentarse con el presidente catalán para evitar "un choque de trenes". "No sé qué tienen mejor que hacer que sentarse a hablar y dialogar", se preguntó.

"Tenemos unos días de impás y de reflexión que creo que se deben aprovechar. El presidente Puigdemont, a su manera, abrió una puerta al diálogo, que creo que el Gobierno de España tiene que recoger".

"No vamos a resolver una tensión territorial, que fundamentalmente lo que está pidiendo es reconocimiento de la soberanía, cancelando el autogobierno por la vía del artículo 155".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook