La vicepresidenta del Gobierno Valenciano, Mónica Oltra, sufrió ayer un escrache en su casa por parte de un grupo de ultraderecha, según confirmó el alcalde de Valencia, Juan Ribó, en declaraciones a Cadena SER recogidas por Europa Press.

Según un vídeo difundido a través de la red social Twitter, alrededor de una decena de personas intimidaron a la líder de Compromís, agrupándose ante su domicilio mientras coreaban cánticos de Viva España y portaban una pancarta a favor de la unidad de España. Iban encapuchados y con las caras cubiertas con máscaras.

El escrache fue retransmitido en directo a través del Facebook del partido de extrema derecha España 2000 Valencia bajo el título Escrache a Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalidad Valenciana por Compromis, partido político que apoya els paisos Catalans". Este vídeo cuenta con más de 9.000 reproducciones.

"Mónica se encuentra mal, conmocionada y escandalizada de que esto pueda ocurrir en Valencia", afirmó Joan Ribó. A su juicio, este suceso es preocupante porque supone "una vulneración de derechos constitucionales".

Asimismo, recordó el ataque de ultraderechistas del pasado 9 de octubre durante una manifestación en favor de la independencia de Cataluña y dijo que es "importante" controlar a estas bandas. Por ello, Joan Ribó pidió al delegado del Gobierno que tome medidas "urgentemente". "Es importante que los delitos de odio se traten a nivel judicial porque no es solo una cuestión policial", sostuvo el regidor valenciano.

La Guardia Civil abrió una investigación sobre el escrache e identificó ya a varios de sus autores, según anunció el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues. En declaraciones a los medios para condenar el suceso, Moragues añadió que no aportará dato alguno hasta que finalice la investigación de la Guardia Civil en torno al acoso sufrido por Oltra y su familia por parte de una veintena de personas, que fue retransmitido en directo por España 2000 a través de internet.

Según detalló, la Guardia Civil "actuó de forma inmediata y a los cinco minutos se personó en el domicilio de la vicepresidenta".