27 de octubre de 2017
27.10.2017

La Policía Nacional impide a los Mossos una quema de documentos

La acción policial responde a la sospecha de que son papeles de la consulta del 1-O

27.10.2017 | 01:46

La Policía Nacional impidió ayer que los Mossos d'Esquadra quemaran en una incineradora una serie de documentos que, sospechan, están vinculados con el referéndum del pasado 1 de octubre y que fueron intervenidos por orden de la Audiencia Nacional para analizar su contenido.

Los Mossos d'Esquadra enviaron ayer una furgoneta y dos patrullas a la planta de tratamiento y selección de residuos Tersa de Sant Adrià de Besòs, en Barcelona, para quemar varios documentos con información sensible. No lo pudieron hacer porque al llegar se encontraron con una veintena de agentes de la Policía Nacional bloqueando el acceso. Los agentes de la Policía Nacional impidieron el paso a los Mossos, interceptaron la furgoneta y exigieron a la policía catalana que les entregara la documentación que llevaban a la incineradora. Los Mossos se negaron a entregar la documentación y pidieron a la Policía Nacional que les mostrara una orden judicial para intervenir estos archivos. Al carecer de esa orden, los agentes pidieron a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela que les autorizara a intervenir los archivos para analizarlos.Tras más de tres horas de espera de ambos cuerpos policiales frente a la incineradora, la juez acordó finalmente autorizar a la Policía Nacional a requisar esta documentación y a trasladarla a Jefatura para analizarla, según fuentes judiciales citadas por Efe.

Los Mossos d'Esquadra señalan que los documentos en papel que se llevaban a destruir pertenecen a la Comisaría General de Información y que, en concreto, son archivos con datos administrativos de la oficina de apoyo a esta comisaría, relativos a permisos, vacaciones y bajas, así como sobre operativos y diligencias policiales y documentación diversa. En un comunicado, los Mossos apuntan que toda la documentación oficial que se destruye se guarda en apoyo digital y que, al no disponer de una infraestructura propia, se incinera de forma regular en Sant Adrià de Besòs.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook