31 de octubre de 2017
31.10.2017
La secesión catalana La respuesta judicial

Puigdemont y 5 exconsejeros se trasladan a Bélgica y Llach habla de "Govern en el exilio"

El expresident contrata a Paul Bekaert, el abogado que defendió a una etarra de la extradición a España n El ministro del Interior belga, Jan Jambon, se desmarca de la visita del político catalán

31.10.2017 | 01:02
Puigdemont y los exconsejeros que lo acompañaron en el viaje a Bélgica: Meritxell Borràs (Gobernación), Antoni Comín (Salud), Dolors Bassa (Trabajo), Joaquim Forn ( Interior) y Meritxell Serret (Agricultura, Ganadería y Pesca).

Carles Puigdemont y cinco exconsellers se han trasladado a Bélgica con la opción de solicitar asilo político, mientras que el Govern -destituido el viernes por el Ejecutivo de Rajoy- ha decidido ceder al Estado el control de la administración autonómica catalana sin oponer resistencia.

En un enésimo giro imprevisto en el guion del proceso soberanista, la primera jornada laborable tras la declaración de independencia del pasado viernes en el Parlament ha venido marcada por el desplazamiento a Bruselas de Puigdemont y los hasta ahora consellers Joaquim Forn, Meritxell Borràs, Toni Comín, Dolors Bassa y Meritxell Serret.

Un traslado del que, según diversas fuentes soberanistas consultadas por Efe, no tenían constancia previa altos dirigentes del PDeCAT y de ERC. Incluso representantes de Junts pel Sí (JxSí) sobre quienes pesan querellas por todo este proceso desconocían estos planes del Govern y han encajado el anuncio con "perplejidad".

El cantautor y diputado de JxSí Lluís Llach ha dado por hecho el "exilio" de Puigdemont como "denuncia" contra España ante la comunidad internacional, después de que el domingo el secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, del partido independentista flamenco N-VA, sugiriera que puede solicitar asilo, si bien el primer ministro, Charles Michel, lo desautorizó.

El comisario general belga para los refugiados y los apátridas, Dirk Van den Bulcke, afirmó el domingo que para que Bélgica conceda asilo a otro ciudadano europeo deben existir "señales serias de persecución" o de que corre riesgos en el país de origen.

El diario belga Le Soir publicó un editorial en el que califica de "estupidez" la idea de Francken de ofrecer asilo a Puigdemont y acusa a Francken de asestarle "una puñalada por la espalda" a Michel.

El viaje del expresident -de Cataluña a Marsella en coche y, desde ahí, en avión hasta Bruselas- ha trascendido el mismo día en que la Fiscalía ha anunciado una querella contra Puigdemont y 13 exconsellers por rebelión, sedición y malversación y ha dirigido una segunda querella por esos mismos delitos al Tribunal Supremo contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y cinco miembros de la Mesa. La polémica saltó al saberse que el abogado Paul Bekaert, que representó a la etarra Natividad Jáuregui -cuya entrega a España fue rechazada hasta tres veces por la Justicia belga-, anunció que fue contratatado como "asesor legal" por Puigdemont. Bekaert afirmó en el canal de televisión VRT que el asilo de Puigdemont "aún no se ha discutido". "Todavía no hay nada decidido en esta área. Estaremos a la espera de lo que venga de España", dijo, en alusión a las medidas que adopte la Fiscalía.

Tanto el ministro del Interior belga, Jan Jambon, también del N-VA, como esa fuerza política se desmarcaron de la visita de Puigdemont. Y el presidente de la región belga de Flandes, Geert Bourgeois, también del N-VA, salió al paso de los rumores y aclaró no va a reunirse con el expresidente catalán.

Con todo, el ex primer ministro Elio di Rupo (socialista valón) y otros representantes de distintos grupos de oposición exigieron a Michel que aclare la posición del Gobierno ante la posibilidad de que Puigdemont solicite asilo.

El portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, considerado "remotísima" la posibilidad de que Bélgica pudiera conceder asilo político al ex presidente de la Generalitat y ha subrayado que este intento sería nuevamente "un callejón sin salida" para el político catalán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook