El exjuez Santiago Vidal pactó con ERC un pago mensual de 3.000 euros al dimitir "sin oposición" como portavoz de esta formación en el Senado en enero pasado. Su compromiso consistió en realizar informes para la Fundación Irla, vinculada a este partido político, hasta febrero de 2018 en que prevé reincorporarse a la carrera judicial.

Así consta en un correo electrónico que envió el exjuez a Lluís Pérez, director académico de la Fundación Irla y a otra persona llamada Jordi, en el que les reprochaba que no le hubieran pagado la segunda factura que había girado a la citada entidad.

Vidal anunció su dimisión como senador de ERC el pasado 27 de enero, tras conocerse que había afirmado, durante unas conferencias sobre la futura República catalana por varios lugares de Cataluña, que la Generalitat tenía los datos fiscales de los catalanes, dando a entender que los había obtenido de manera ilegal.