02 de diciembre de 2017
02.12.2017

Abierto el juicio oral contra el PP por el borrado de los ordenadores de Bárcenas

La magistrada rechaza aplicar la 'doctrina Botín' por la "íntima conexión" que existe entre esta acusación y el caso que investiga la caja B del partido

02.12.2017 | 01:19
Agentes de la Policía Nacional tras el registro en 2013 en la sede del PP por la denuncia de Bárcenas.

El Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid acordó la apertura de juicio contra el PP y su tesorera, Carmen Navarro, por supuesto delito de daños informáticos en el borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero del partido Luis Bárcenas. Así figura en un auto notificado ayer por el que también se sentará en el banquillo a Alberto Durán Ruiz de Huidobro, asesor jurídico del partido, y José Manuel Moreno Alarcón, director del sistema de informática del PP, que, al igual que Carmen Navarro, también están investigados por delito de encubrimiento.

La juez Rosa María Freire da tres días al fiscal para que formule su escrito de acusación y emplaza a todos los investigados a que presenten en un plazo de diez días hábiles sus escritos de defensa proponiendo en su caso las pruebas de las que intenten valerse. Los procesados afirmaron en sus día que los equipos no tenían contenido alguno, pero Bárcenas sostuvo lo contrario y apuntó que en ellos había, entre otros documentos, apuntes de las aportaciones económicas con las que el partido conformó su caja B.

La magistrada desestima la petición del PP y de la tesorera de que tenga en cuenta la denominada doctrina Botín para evitar que éstos se sienten en el banquillo de los acusados. Conforme a esa doctrina, las acusaciones populares no pueden acusar por sí solas si no lo hacen ni el fiscal ni la acusación particular. En este caso, hace un año Bárcenas desistió de seguir acusando al PP por destruir dos discos duros que supuestamente contenían información sobre la contabilidad b del partido. Pero la juez avala su decisión en la resolución confirmatoria de la Audiencia que recoge que "se impidió con el borrador de los datos la realización de una diligencia considerada relevante en una causa criminal de indudable trascendencia". Entiende que hay una "íntima conexión entre los delitos objeto de acusación, los daños informáticos y el encubrimiento, que incluso operarían en concurso ideal, según alguna de las acusaciones". "Ello impide apreciar en este momento procesal la consideración de la naturaleza estrictamente privada del delito de daños informáticos, y la consiguiente aplicación de la conocida doctrina Botín", señala, aunque añade que se posibilita que en su día "resuelva el órgano de enjuiciamiento, si así se plantease".

La apertura de juicio oral contra su partido, el único encausado en España, obliga al presidente Rajoy a dar explicaciones, según el PSOE. La portavoz del grupo socialista, Margarita Robles, considera "de especial gravedad" y "preocupante" que se vaya a juzgar al PP por "no colaborar con la justicia y dificultar el trabajo de los jueces", permitiendo que "se destruyan pruebas" relacionadas con el caso Gürtel.

"Una vez más estamos estupefactos por que la responsabilidad criminal esté por encima de la responsabilidad política de algunos cargos del PP". En estos términos valoraba ayer la secretaria de Acción Institucional de Podemos, Gloria Elizo, la posición de los populares tras la decisión de abrir juicio oral contra ellos, lo que coloca en una "situación insostenible" al partido del Gobierno. El PP trató por todos los medios de que se archivase la causa por el borrado de los ordenadores de Bárcenas.

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo aseguró que desde que se produjeron los hechos se han celebrado "muchas elecciones", por lo que las responsabilidades por el caso de la destrucción de los discos duros de los ordenadores de Bárcenas "constituyen el pasado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine