12 de diciembre de 2017
12.12.2017
La investigación del desafío independentista

La agenda del 'procés' revela el papel estratégico de Marta Rovira, Mas y la CUP

El Supremo amplía la investigación a la 'número dos' de ERC y a Anna Gabriel - La Generalitat gastó más de medio millón de euros en publicidad para el 1-O

12.12.2017 | 02:14
Rovira (izquierda) y el director general de Leitat Technological Center, Joan Parra (centro), visitando la empresa.

Una agenda hallada por la Guardia Civil en casa de Josep Maria Jové, la mano derecha del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, ha permitido establecer por primera vez el papel que jugaron en la estrategia independentista la secretaria general de ERC, Marta Rovira, las exdiputadas de la CUP Anna Gabriel, Eulàlia Reguant y Benet Salellas, el expresidente Mas y el jurista Carles Viver Pi-Sunyer, exmagistrado del Tribunal Constitucional, entre otros.

El juez del Supremo Pablo Llarena pidió ayer al instituto armado nuevas diligencias en el marco de la causa que instruye para decidir si imputa a más personas, entre las que podría estar Rovira, ya que figura como integrante del comité estratégico para el 1-O, según el documento EnfoCats, también intervenido por la Guardia Civil.

El cuaderno de Jové fue requisado el pasado 20 de septiembre, cuando éste y otros altos cargos del Govern fueron detenidos en una operación para desmantelar la logística del referéndum del 1-O, y contiene anotaciones fechadas entre el 12 de febrero de 2015 y el 11 de noviembre de 2016.

En el informe elaborado por la Guardia Civil sobre las anotaciones de Jové -y que consta en el sumario que instruye el juzgado número 13 de Barcelona, que ordenó los registros y arrestos del 20 de septiembre- figura, por ejemplo, que en las reuniones del comité estratégico del procés Mas alertó de los riesgos que conllevaba la aplicación de la hoja de ruta secesionista, y miembros del Govern confesaron su temor a que una consulta unilateral fuera "inútil" y "ridícula" si votaban menos personas que el 9-N.

El 21 de diciembre de 2015, poco antes de la investidura de Puigdemont, Jové da cuenta de una reunión en la que se empezó a perfilar la hoja de ruta. Asistieron Rovira; el secretario de Economía, Pere Aragonés; el consejero Raül Romeva, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tarda, o Pi-Sunyer.

La agenda, que detalla numerosas reuniones entre miembros del Govern y dirigentes de ERC con representantes de CDC y la CUP para avanzar en la creación de las denominadas estructuras de estado, recoge otra reunión, de junio de 2016, para abordar el referéndum independentista, con asistencia de Puigdemont, Mas, Junqueras, Turull o Rovira.

En sus anotaciones, Jové subraya que la meta del Govern debía ser doble: por un lado la "transición nacional" y, por otro, gestionar el gobierno ordinario, haciendo efectiva "la desconexión, la ruptura y la desobediencia" en 18 meses. "Dado que consideran que la situación es de no retorno, es fundamental que ERC controle áreas clave vinculadas al proceso, aún a costa de ceder la presidencia a CDC", escribe Jové. Además, otro informe de la Guardia Civil cifra en 502.639 euros el dinero que el Govern gastó en publicidad para el 1-O y apunta al exconsejero Jordi Turull como responsable del gasto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine