17 de diciembre de 2017
17.12.2017
Cataluña, camino de las urnas

Manuel Valls advierte en un acto electoral en Barcelona de que "el nacionalismo es guerra"

"En Cataluña se juega el futuro de Europa. El triunfo del soberanismo supondría abrir la puerta a todos los nacionalismos de la UE", afirma el ex primer ministro galo

17.12.2017 | 01:57

El ex primer ministro francés Manuel Valls imprimió ayer un tono europeo a la campaña de las elecciones catalanas al sostener en Barcelona que "cuando eres europeo, vas a defender al Estado de derecho, no un gobierno, no una mayoría en el parlamento, sino un Estado-nación". Parafraseando al expresidente François Miterrand, Valls alerta de que "el nacionalismo es guerra".

Nacido en Barcelona, el político francés, que dejó a los socialistas y ahora es diputado adscrito al grupo del presidente Macron, intervino en la capital catalana en un acto de apoyo a la candidata de Ciudadanos Inés Arrimadas, en el último fin de semana de campaña. En Cataluña se "está jugando el futuro de Europa", porque el triunfo del soberanismo supondría "abrir la puerta, la brecha, a todos los nacionalismos" que existen en la Unión Europea, aseguró.

Valls alertó de los populismos que tratan de "jugar con el miedo" en Europa, que actúa en un mundo global en el que crecen otras potencias económicas mientras la UE se fractura, con asuntos como el B rexit, gobiernos de extrema derecha, el debate sobre la acogida de refugiados y el terrorismo. Valls alertó de que puede repetirse el pasado bélico de Europa, donde ha habido varias décadas de paz frente a siglos de guerras.

En su opinión, "cuando el catalanismo se vuelve un nacionalismo pequeño, estrecho y antieuropeo, ya no es catalanismo". La visión excluyente provoca situaciones como que ayer lo calificaran de fascistas en las redes sociales "por no haber apoyado al movimiento independentista" en Cataluña, relató durante un coloquio organizado por la plataforma Societat Civil Catalana, en el que participaron, entre otros, los ex ministros populares Josep Piqué y Eduardo Serra.

Sobre el independentismo catalán, Valls aseguró que sus "grandes mentiras" son las afirmaciones sobre que una vez proclamada la secesión seguirían dentro de la zona euro y la Unión Europea (UE) y que la economía no sufriría perjuicios.

El político francés recalcó que España es una "gran democracia" y defendió que la actuación de las instituciones españolas provocóque "el proyecto de separación y fractura haya fracasado". Con todo, apuesta por poner en relieve la "convivencia" y los "valores positivos" europeos para, a partir del 21 de diciembre, afrontar un "largo" proceso de "reconstrucción" en la sociedad catalana.

El diputado francés y excandidato a la Presidencia Jean-Luc Mélenchon, quien respaldó la campaña de los comunes de Colau, atribuye que Valls apoye a Ciudadanos y al PP al hecho de le gusta "la pelea, exagerar e incendiar". "No necesitan que venga un ex primer ministro francés para que les diga cómo pegarse", ironizó en una entrevista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine