22 de diciembre de 2017
22.12.2017
Las cruciales elecciones catalanas Las reacciones

Iceta emplaza al independentismo a no reincidir en la vía unilateral

Admite que el resultado queda lejos de su objetivo, pero remarca que los secesionistas "no han ganado en votos"

22.12.2017 | 02:05
Miquel Iceta, entre Salvador Illa y Eva Granados.

Miquel Iceta, líder y candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat de Cataluña, reconoció anoche que el resultado de los comicios quedó lejos de las expectativas que tenían: "Hemos obtenido un diputado más y 50.000 votos más (que en el año 2015), pero aunque hayamos mejorado no hemos conseguido una mayoría alternativa al independentismo y tampoco hemos conseguido ser el centro de referencia de ese bloque".

Hecha esa reflexión autocrítica y tras felicitar a Inés Arrimadas, de Ciudadanos, como ganadora de las elecciones, el socialista Iceta remarcó el hecho de que la renovada mayoría independentista que suman Junts per Catalunya, ERC y la CUP lo es en escaños (70), pero no en porcentaje de votos (47,53%). "La mayoría independentista se ve matizada porque no ha conseguido la mayoría de votos emitidos; este hecho debería marcar la legislatura que comienza. La mayoría parlamentaria habilita la elección de un presidente del bloque independentista, pero se ha de descartar de forma rotunda la vía unilateral e ilegal que tanto ha dañado a las instituciones y al país", precisó Miquel Iceta, que compareció ante los medios con gesto serio y flanqueado por algunos de sus colaboradores.

El PSC ha obtenido este 21-D su segundo peor resultado histórico en unas elecciones autonómicas y por debajo de las expectativas que se habían generado, pues confiaban en superar la estimación de voto que le daban las encuestas y que les situaban, en su gran mayoría, entre los 19 y 21 asientos en el Parlament.

Los socialistas catalanes han ganado tan sólo un escaño con respecto a los comicios autonómicos de 2015, año en que tocaron suelo con 16 asientos. Tanto en el PSC como en el PSOE contaban con situarse en cualquier caso por encima de los 20 escaños, los que recabaron en el año 2012, cuando cayeron por primera vez de su histórica segunda posición a la tercera.

Para estos comicios el PSC integró en sus listas a herederos de la extinta Unió (formación nacionalista y democristiana que formó durante décadas junto a Convergencia la federación CiU). El PSC apenas sube un punto porcentual con respecto a 2015, hasta el 13,87% de los votos (cerca de 590.000 papeletas), aunque se trata del primer ascenso desde 1999.

Miquel Iceta subrayó anoche que el PSC seguirá apelando al diálogo para abordar el "problema político" de la relación entre Cataluña y el resto de España. "La solución no está en el independentismo ni en el inmovilismo, sino en el diálogo y en reforzar el autogobierno", apostilló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine