12 de enero de 2018
12.01.2018

La investidura, presencial e indelegable

12.01.2018 | 01:34

La posibilidad de que Carles Puigdemont sea investido presidente de la Generalitat sin acudir al Parlament se desvanece por razones legales. Los letrados de la Cámara, a cuyo criterio se acogió ERC para despejar las dudas sobre la pretensión del expresidente de intervenir por vía telemática, anticipan que el candidato a presidir el Govern tiene que estar físicamente presente ante los diputados para defender su discurso de investidura y dar contestación a las réplicas. PSC y Ciudadanos encargarán un informe a los letrados, quienes ya han estudiado el asunto a la espera de la consulta formal. Su criterio coincide con un informe elaborado por los servicios jurídicos del Gobierno, en el que se señala que la investidura es un acto de carácter "indelegable" y "exige un debate presencial". Una investidura telemática plantearía "un primer problema en el momento de la toma de posesión del cargo" y, posteriormente, la "dificultad" de presidir reuniones de gobierno o la firma de acuerdos y disposiciones generales. "La ausencia de regulación parece indicar de hecho que la Cámara no contemplaba dicha posibilidad, y ello porque el propio sistema parlamentario exige un debate presencial, en el que el propio candidato tiene el deber de asistir físicamente", apunta el informe.

Manuel Fernández-Fondecha, letrado de las Cortes, considera "absolutamente imposible" desde un punto de vista legal investir por vía telemática a Puigdemont. El artículo 146 del reglamento del Parlament establece "clarísimamente el deber de asistencia" del candidato a la Presidencia.

Además de las advertencias legales contra las pretensiones de Puigdemont, existen rechazos políticos como el que ayer dejó de manifiesto la portavoz de los comunes Elisenda Alamany, para quien es "inimaginable" que "Cataluña se pueda gobernar desde Bélgica".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine