Fèlix Millet, expresidente del Palau de la Música, y su número dos, Jordi Montull, condenados por el saqueo de la institución musical, ingresaron ayer a media tarde en el centro penitenciario Brians I, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). Los dos condenados salieron del Palau de Justicia, donde se celebró la vista sobre medidas cautelares, en una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas, en el caso de Millet, y en un furgón de los Mossos d'Esquadra, en el de Montull.

Serán instalados en el módulo de ingresos de Brians I, donde durante los próximos días les examinarán profesionales del centro -médicos, psicólogos, educadores- que decidirán sobre su destino definitivo, que puede ser un módulo del mismo centro penitenciario u otro.

El tribunal de la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona, que juzgó el caso Palau, aceptó ayer la petición de la Fiscalía Anticorrupción de decretar la medida de prisión provisional sin fianza para los dos condenados al considerar que existe riesgo de fuga. Millet fue condenado a nueve años y ocho meses y Montull, a siete años y medio. En sendos autos, el tribunal señala la fecha límite de esta medida: en el caso de Millet, el 3 de diciembre de 2022, y para Jordi Montull Bagur, el 10 de noviembre del año 2021, ya que se trata de medidas cautelares a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre los recursos presentados y la sentencia sea firme.

Además, la Fiscalía Anticorrupción solicitó comparecencias periódicas para Gemma Montull, condenada a cuatro años y medio de prisión, y el extesorero de Convergència Democrática de Cataluña (CDC) Daniel Osàcar, sentenciado a cuatro años y cinco meses de cárcel.