14 de febrero de 2018
14.02.2018

Condena a España por "trato inhumano" a los etarras del atentado de Barajas

Estrasburgo dicta que debe compensar a Portu y Sarasola con 50.000 euros, que se restarán de sus indemnizaciones a las víctimas

14.02.2018 | 01:31
Igor Portu y Matti Sarasola, durante el juicio en la Audiencia Nacional.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado al Estado español a indemnizar con 50.000 euros a los etarras que en enero de 2008 atentaron en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas por considerar que tras su detención sufrieron un trato "inhumano y degradante".

"Ni las autoridades ni el Gobierno han aportado ningún argumento creíble o convincente que pueda servir para explicar o justificar las lesiones que alegan los demandantes. Y el tribunal entiende que las lesiones tienen que ser atribuidas al Estado", señala la sentencia. La resolución del Tribunal de Estrasburgo rechaza que lo ocurrido pueda ser calificado de tortura, pero constata que el maltrato fue lo "suficientemente grave" como para merecer la condena.

Igor Portu y Mattin Sarasola etarras fueron condenados a 1.040 años por el atentado de la T4 de Barajas. Además tienen que indemnizar a las familias de los dos ecuatorianos muertos en el atentado, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, con 500.000 y 700.000 euros, respectivamente.

La sentencia fija además otras indemnizaciones que superan los 2,5 millones de euros para los numerosos afectados por el atentado del aeropuerto madrileño. De todas esas indemnizaciones se restarán ahora los 30.000 euros que el Estado tendrá que abonar a Portu y los 20.000 de indemnización a Sarasola en cumplimiento de la sentencia de Estrasburgo.

El Tribunal Supremo absolvió el 15 de noviembre de 2011 a los cuatro guardias civiles inicialmente condenados por la Audiencia Provincial de Guipúzcoa a penas de entre dos y cuatro años y medio de cárcel por torturar a ambos etarras tras su detención en la localidad guipuzcoana de Arrasate el 6 de enero de 2008.

Portu y Sarasola decidieron llevar el caso a Estrasburgo después de que el Tribunal Constitucional rechazara su recurso contra la absolución de los agentes y presentaron, tanto por motivos de fondo como de forma, una demanda que fue admitida a trámite en enero de 2015 por el TEDH.

El Tribunal Europeo señala ahora en su sentencia que el Tribunal Supremo se limitó a desestimar la demanda sin entrar a considerar si el uso de la fuerza física por los agentes de la Guardia Civil durante el arresto de los etarras fue estrictamente necesario y proporcionado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine