04 de marzo de 2018
04.03.2018

La CUP gobierna

04.03.2018 | 00:53
La CUP gobierna

La abstención anunciada ayer por la CUP a una hipotética investidura de Jordi Sànchez pone a Puigdemont en la tesitura de renunciar al acta, para que otro miembro de la lista de Junts per Catalunya (JxC) pueda votar y así reunir, al menos, los 65 "síes" necesarios para empatar con los "noes" que garantizan C´s, el PSC, los comunes y el PPC.

Si él y Toni Comín (ERC) no renuncian al escaño, los independentistas perderían la votación no ya para investir a Sànchez (al que, de todas formas, el juez Llarena no iba a dejar salir de prisión), sino incluso para elegir a Jordi Turull, que al disfrutar de libertad provisional sí podría acudir al Pleno.

¿Por qué? Es sencillo: si la sustitución de Puigdemont por Sànchez les parece a los anticapitalistas "una sumisión total a la legalidad española", ¿qué les parecería la permuta de Sànchez por Turull? ¿No votarían en contra?

El rechazo de la CUP a Mas hizo president a Puigdemont; ahora el rechazo de la CUP a Sànchez (es decir, a Puigdemont bis) cercena los planes del expresident. La cuestión es: si renuncia al acta de diputado, ¿en calidad de qué va a presidir un consejo de la república en el denominado "espacio libre de Bruselas". ¿Va a pasar de director a botones del hotel republicano de Waterloo?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook