La plataforma por Tabàrnia se estrenó ayer en la calle con una manifestación por el centro de Barcelona en la que tomaron parte 15.000 personas, según la Policía municipal. El portavoz, Jaume Vives, excusó la ausencia del presidente de Tabàrnia "en el exilio", Albert Boadella.