06 de marzo de 2018
06.03.2018

El PSOE exige a Rajoy que se someta a una moción de confianza si no hay cuentas

Podemos reprocha a Pedro Sánchez que no secunde la moción de censura

06.03.2018 | 01:30
Pedro Sánchez.

Los socialistas están dispuestos a forzar un adelanto electoral si el Gobierno no consigue apoyos para sacar adelante los nuevos Presupuestos Generales del Estado. Frente a la alternativa de enrocarse en una nueva prórroga presupuestaria, la segunda, que para el Ejecutivo es el escenario más previsible a la espera de que mejoren sus expectativas electorales, la estrategia del PSOE se orienta a que el Partido Popular no pueda seguir si carece de respaldo parlamentario para aprobar las cuentas de este año. "O presupuestos o elecciones. España no puede seguir paralizada como consecuencia de la guerra fría" entre el Gobierno y Ciudadanos, afirmó ayer el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

El líder socialista instó al presidente Mariano Rajoy a someterse a una moción de confianza en el Congreso en el caso de no disponer de los votos suficientes para aprobar los presupuestos. Las cuentas tendrían que comenzar a tramitarse en abril, según el calendario del ministro Montoro. De no ser así, el Ejecutivo considera suficiente la aprobación del techo de gasto para ajustarse a las exigencias de Bruselas.

"Si el presidente no puede aprobar su principal ley, lo que tiene que hacer como obligación constitucional es someterse a una cuestión de confianza", sostuvo ayer Sánchez tras la reunión de la ejecutiva socialista. De no superar esa cuestión de confianza, Rajoy carecerá de excusas para no adelantar las elecciones generales, según el líder socialista.

La vía elegida por el PSOE tiene la dificultad de que someterse a la moción de confianza es una iniciativa que corresponde al presidente del Gobierno y la oposición no puede forzar ese procedimiento. Sí tiene abierta, en cambio, la opción de una moción de censura, algo que no entra en los planes de Sánchez porque "los números no dan" y su objetivo no es llegar al Gobierno "a cualquier precio" y a través de "atajos". "No estamos en ese estadio", zanjó el líder socialista.

Esa negativa a recurrir a "la única herramienta parlamentaria legal al alcalde de su mano", es decir la moción de censura, convirtió ayer a Sánchez en blanco de la críticas de Podemos. Los portavoces de la formación morada acusan al secretario del PSOE de "engañar" a los militantes socialistas al proponer una salida que no está en sus manos.

PP y Ciudadanos coincidieron ayer en reprochar la "podemización" del PSOE. Para los populares, los socialistas están centrados en "agitar la calle" mientras cierran cualquier posibilidad de un pacto educativo o buscar soluciones al problema de las pensiones en el foro del Pacto de Toledo.

Por su parte, Albert Rivera, líder del partido naranja, pide al PSOE que se avenga a negociar los presupuestos y señala que "es Rajoy quien tiene que decidir si convoca elecciones o no".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine