06 de marzo de 2018
06.03.2018

Torrent propone a Jordi Sànchez como candidato pese a carecer de votos suficientes

El presidente del Parlament elude fijar fecha para el debate de investidura a la espera de que la CUP retire su veto al aspirante de Carles Puigdemont

06.03.2018 | 01:30
Roger Torrent (centro) con Elsa Artadi y Eduard Pujol, de JxSí.

Jordi Sànchez será el candidato a presidir la Generalitat pese a la doble dificultad de su encarcelamiento en la prisión de Soto del Real y a carecer de los votos necesarios después de que la CUP le retirara los apoyos. El presidente del Parlament, Roger Torrent, propuso ayer al número dos de JxCAT, el candidato designado por Carles Puigdemont tras su renuncia, después de una ronda de conversaciones con los portavoces de todos los grupos parlamentarios en la que quedó constancia de que Sànchez no cuenta ahora con los votos necesarios para llegar a presidir la Generalitat. Sin embargo, Torrent eludió ayer fijar fecha para la convocatoria del pleno, después de que el grupo de Puigdemont solicitara tiempo para intentar convencer a la CUP de que reconsidere su rechazo al candidato.

A lo largo de la jornada de ayer, Torrent conoció de primera mano la dificultad de Sànchez para disponer del respaldo que le permita acceder a la Presidencia de la Generalitat. Primero, el portavoz de la CUP, Carles Riera, le confirmó la intención de su grupo de abstenerse. "Un candidato que quiera ser autonomista contará con nuestra abstención, pero con un programa republicano sobre la mesa nosotros podemos aceptar cualquier nombre", expuso Riera. Sin los cuatro votos de la CUP y con la imposibilidad de que Puigdemont y el exconsejero Toni Comín, ambos huidos a Bélgica, ejerzan su sufragio, el candidato del bloque independentista quedaría en minoría (64 votos frente a los 65 del resto de los grupos) y no conseguiría la investidura. El portavoz de los comunes, Xavier Domènech, cerró toda opción de que una posible abstención de su grupo abriera la puerta a que Sànchez se convirtiera en el nuevo presidente catalán. CatEC no apoyará "ni por activa ni por pasiva" la candidatura Sánchez porque "más allá de que tiene todo el derecho a poderse presentar como candidato, no constituirá una investidura ni un Govern efectivo", dijo Domènech.

Miquel Iceta, el líder de los socialistas catalanes, considera "inviable" la investidura del aspirante de JxCAT mientras permanezca en prisión. Resulta dudoso que el juez autorice la salida de Sànchez de la cárcel para someterse al debate en el Parlament. ERC mantiene su apoyo a Sánchez mientras que JxCAT pidió tiempo a Torrent, al menos 48 horas, para intentar que la CUP cambie de postura. Mientras, el presidente del Parlament no fija una fecha para el acto de investidura.

El exconsejero Joaquim Forn, encarcelado en Estremera, considera que Puigdemont y Comín deben renunciar a sus actas de diputados "sólo si es aritméticamente necesario". La sustitución del expresidente y el exconsejero en la Cámara catalana devolvería la mayoría simple al independentismo en una votación de investidura, lo que bastaría para que en una segunda votación saliera adelante su candidato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook