07 de marzo de 2018
07.03.2018

Sànchez solicita al juez su liberación para ser investido el próximo lunes

JxCat amenaza a Llarena con una querella si no permite al candidato asistir al Pleno

07.03.2018 | 01:37

Jordi Sànchez pidió ayer al juez Llarena que le deje en libertad provisional para poder asistir al Pleno de investidura del Parlament del próximo lunes. En caso de no ser aceptada esta petición, su abogado solicita que se le concedan "permisos extraordinarios" para acudir a la sesión, citando el precedente del etarra Juan Carlos Yoldi.

"Desautorizar el criterio aplicado en el único precedente español de 1987 supondría, con los debidos respetos, una triste involución en materia de respeto a los derechos civiles y políticos de los ciudadanos, además de un grave perjuicio para la democracia y el pluralismo político", argumenta el defensor de Sànchez, Jordi Pina.

El candidato de Junts per Catalunya (JxC) no tiene los apoyos suficientes para salir investido, ya que la CUP se abstendrá y Llarena no ha permitido hasta ahora delegar el voto a los dos diputados prófugos de la justicia, Carles Puigdemont y Toni Comín.

Con todo, el presidente del Parlament, Roger Torrent, oficializó ayer la candidatura de Sànchez y fijó el Pleno de investidura para el día 12, aunque lo hizo cuando ya había trascendido la fecha porque figuraba en el escrito al juez Llarena del abogado de Sànchez.

Torrent cree que "el derecho político del diputado Jordi Sànchez pasa hoy por someterse al debate de investidura", ya que, al no haber sido condenado, no hay "ningún impedimento" para que opte a la investidura.

En la misma línea, el portavoz adjunto de Junts per Catalunya en el Parlament, Eduard Pujol, adelantó que su Grupo presentará una querella criminal por prevaricación contra el juez instructor Llarena si no permite a Sànchez acudir al Pleno de investidura del próximo lunes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook