13 de marzo de 2018
13.03.2018

Una sentencia obliga a Colau a reponer el busto del rey emérito que retiró en 2015

El PSC insta a la alcaldesa a cumplir y critica su "gesticulación" - La CUP, por su parte, advierte: "Si lo ponen, lo quitaremos"

13.03.2018 | 03:10
Retirada del busto de Juan Carlos I del salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona en julio de 2015.

Una sentencia del juzgado de lo contencioso administrativo número 3 de Barcelona obliga al Ayuntamiento de la ciudad a reponer un busto de Juan Carlos I, el rey emérito, en el salón de plenos. Esto ha ocurrido tras estimar un recurso de la Delegación del Gobierno en Cataluña contra la retirada efectuada durante el mes de julio de 2015 por orden del gobierno municipal, encabezado por la alcaldesa Ada Colau.

El Ayuntamiento ha anunciado que presentará recurso al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, para lo que tiene de fecha hasta el próximo día 27 de marzo.

En 2015, para justificar la decisión, tomada al poco de iniciar su mandato, el consistorio alegó que Juan Carlos I ya no era el jefe del Estado, si bien no sustituyó la efigie por la de Felipe VI.

El líder del grupo municipal del PSC, Jaume Collboni, exigió a Colau que cumpla la sentencia y criticó la "gesticulación" de la alcaldesa en esta y otras decisiones de la primera etapa de su mandato. "Colau ha cambiado más nombres de calles que calles nuevas ha hecho, porque ha basado mucho de su relato de la ciudad en la simbología", criticó Collboni en una rueda de prensa en la que sostuvo que la alcaldesa está volviendo en los últimos meses a la gesticulación por su "incapacidad" para transformar realmente la ciudad.

El líder municipal del PP, Alberto Fernández, aseguró por su parte que exigirá cumplir la sentencia, y resaltó que ésta le da la razón al PP en que "no colocar el retrato es contrario a derecho, es contrario al obligado respeto institucional, y también al sentido común más elemental". Fernández subrayó que Colau debe ponerse a gobernar y abandonar los escraches.

Una postura diametralmente opuesta fue la adoptada por la CUP. Su concejal Eulàlia Reguant pidió a Colau que no acate la sentencia y advirtió respecto a la reposición del busto: "Si lo ponen, lo quitaremos".

"Una vez más, la justicia española se extralimita y emite juicios técnicos, o que intenta que sean técnicos, cuando hablamos de cuestiones políticas", aseveró Reguant, quien añadió que la sentencia es "una injerencia en la voluntad de los vecinos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine