El Juzgado Penal 6 de Gerona condenó a seis meses de cárcel por maltrato a su pareja a Driss Oukabir, uno de los miembros de la célula yihadista de Ripoll que perpetró los atentados de agosto en Cataluña, en los que perecieron 16 personas. La juez considera probado que, en fecha no determinada, pero hacia enero de 2017, Oukabir, encarcelado en la prisión de Soto del Real, agarró con fuerza el cabello de su pareja y la arrastró por la escalera del edificio donde convivían desde hacía cuatro años, hechos que negó la novia pero de los que dieron fe dos vecinas. El yihadista negó todas las acusaciones.