El expresidente madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, tendrá que declarar como investigado en el caso Lezo por la compra presuntamente fraudulenta en 2001 de la empresa colombiana Inassa por parte del Canal de Isabel II. El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que instruye la causa, tiene citado a declarar a Gallardón el 7 de junio.

El juez reclama también la comparecencia como imputados, en días previos al de la cita de Gallardón, de Carlos Mayor Oreja, exconsejero madrileño de Justicia y expresidente del Canal, y al exconsejero de Presidencia Manuel Cobo.

La Fiscalía ya reclamó al juez de Lezo investigar a Gallardón en noviembre de 2016 por el presunto desfalco de varios millones de euros en esta compra, una operación que, según Anticorrupción, estuvo controlada por él o por "su gente" y por la que imputa delitos de prevaricación y malversación.

Cabe recordar que el expresidente de la Comunidad de Madrid defendió hace cuatro meses en comisión de investigación de la Asamblea de Madrid que dicha operación fue "ética" y ajustada a la legalidad.

Petición de renuncia

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa pidió ayer la renuncia de cinco de sus miembros objeto de una investigación, entre ellos el senador del PP Pedro Agramunt y el diputado del PDeCAT Jordi Xuclà. "Hay fuertes sospechas de que Agramunt fue parte de una actividad corrupta", según el informe previo de los investigadores, aunque "no tiene evidencias claras".