05 de mayo de 2018
05.05.2018

Una despedida sin críticas

La palabra terrorismo estuvo ausente de las intervenciones de las "personalidades internacionales" que estuvieron en Francia

05.05.2018 | 01:21

La Villa Arnaga de Cambo, el palacete de estilo neovasco que el escritor Edmon Rostand, autor de Cyrano de Bergerac, se hizo construir en 1903 para retirarse los últimos años de su vida, sirvió ayer de escenario a la despedida de ETA. Fueron las honras fúnebres de la banda, que llevaba casi siete años sin pulso y ahora deja de existir de forma definitiva.

Hubo muchos asistentes, aunque con llamativas ausencias. Estaba la familia directa de la organización terrorista, con Arnaldo Otegi a la cabeza. Otros, como el PNV, aseguraron acudir con alma de "notarios", para certificar el fin de la banda. A diferencia de los numerosos oficios fúnebres relacionados con la banda, los de las más de 850 de sus víctimas, en el funeral de ayer en Francia los asistentes no mostraban tristeza y dolor, sino que sonreían y se saludaban ufanos.

Oficiaron las exequias varias "personalidades internacionales" que no se mostraron excesivamente duras con la banda. En ningún momento se escuchó la palabra "terrorismo". La celebración pretendía alcanzar un rango e impacto similar al de la Conferencia de Aiete, celebrada en San Sebastián el 17 de octubre de 2011 y que sirvió para allanar el camino a la declaración del cese de la violencia por parte de ETA, que llegó sólo tres días después.

Sin embargo, el precipitado anuncio de la disolución definitiva de ETA convirtió la llamada Conferencia de Cambo en una solemne celebración de despedida de una organización terrorista que, ahora sí, ya es historia.

Quedan, pese a todo, algunas cuestiones pendientes en torno a la banda. Entre 85 y 100 miembros de ETA siguen fugados, según el Foro Social, una organización próxima a las familias de los presos. Entre los huidos destaca el histórico José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, quien leyó el anuncio de disolución. La asociación de víctimas Covite sostiene que hay todavía 358 crímenes no esclarecidos relacionados con ETA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook