10 de mayo de 2018
10.05.2018

Rivera amaga con romper con Rajoy por permitir el voto de Puigdemont y Comín

El jefe del Ejecutivo llama al líder de Ciudadanos "aprovechategui" n El Tribunal Constitucional suspende la reforma legal para investir a distancia al expresident

10.05.2018 | 01:50
Rajoy habla con el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, amenazó ayer con romper con el Partido Popular y el Gobierno en todo lo tocante a la aplicación del artículo 155 si el Ejecutivo sigue sin vigilar "de cerca" a los independentistas catalanes y no recurre ante el Tribunal Constitucional (TC), como ha hecho Ciudadanos, la delegación de voto de Carles Puigdemont y Toni Comín.

Durante un tenso rifirrafe en el Congreso, Rivera afeó al Gobierno su "dejación de funciones" y se quejó de que Rajoy no le consulta sobre la situación política en Cataluña desde la victoria de Ciudadanos en las elecciones del 21 de diciembre. "Hasta aquí hemos llegado con esta displicencia", amenazó el líder del partido naranja.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, acusó a Rivera de falta de "lealtad, responsabilidad y madurez", pero el propio Rajoy le había llamado antes "aprovechategui" en la Cámara baja, por el sesgo electoralista que trasluce su amago de ruptura, lanzado un día después de que la última encuesta del CIS situara a Ciudadanos a menos de dos puntos del PP.

"Demuestra que no tiene ningún sentido de Estado" y que "sólo piensa en el titular, en la frase bonita", le reprochó la portavoz del PSOE, Margarita Robles.

Después del Pleno del Congreso, el Gobierno celebró un Consejo de Ministros extraordinario para presentar recurso ante el Tribunal Constitucional contra la reforma de la ley de la Presidencia catalana aprobada en el Parlament el pasado viernes para permitir la investidura a distancia de Carles Puigdemont.

Al filo de las siete de la tarde, tras sólo media hora de deliberación y por unanimidad, el pleno del Tribunal Constitucional admitió el recurso, lo que significa la suspensión cautelar de la norma durante al menos cinco meses.

Además, tal como pedía el Gobierno, el tribunal advierte al presidente del Parlament, Roger Torrent, y a los demás miembros de la Mesa que, de no acatar su decisión, podrían incurrir en delito de desobediencia.

Ahora se espera que Puigdemont designe desde Berlín a la persona que optará a ser investida -probablemente la diputada de Junts per Catalunya Elsa Artadi- en un Pleno que podría celebrarse entre este sábado y el próximo miércoles. Sin embargo, el expresident podría apurar el plazo, que finaliza el 22 de mayo, y volver a proponer como aspirante a Jordi Sànchez, preso en Soto del Real.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook