La jueza Carmen Lamela de la Audiencia Nacional envió ayer a juicio por el delito de sedición al exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, y a la cúpula política que dirigía el cuerpo en las semanas previas y posteriores al referéndum del pasado 1 de octubre: el exdirector Pere Soler y el ex secretario general de Interior César Puig, entonces número dos del exconsejero Joaquim Forn, ahora en prisión.

Lamela decreta el cierre de la investigación y remite el procedimiento a la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Se trata del primer paso para la apertura de juicio oral, aunque antes la Sala deberá resolver los recursos de apelación contra la confirmación del procesamiento de Trapero, Soler, Puig y la intendente de los Mossos Teresa Laplana

En el auto de procesamiento, del pasado 5 de abril -confirmado el día 18 del mismo mes-, la juez procesó a Trapero por el delito de organización criminal y dos delitos de sedición: uno por los hechos acaecidos durante el asedio a la Consejería de Economía, los días 20 y 21 de septiembre de 2017, y otro por la "total inactividad" de los Mossos el 1 de octubre. Soler y Puig están procesados también por organización criminal y por un delito de sedición en relación con los hechos del día de la consulta, mientras que Laplana lo está por un delito de sedición presuntamente cometido los días 20 y 21 de septiembre.

En su auto de ayer, la jueza Lamela decreta el cierre del sumario por haber sido ya "practicadas cuantas diligencias se han estimado necesarias para la comprobación del delito, participación que ha tenido el procesado y las circunstancias que en su comisión han concurrido y no hallándose indicada ninguna otra".

Estima la magistrada que los cuatro procesados incurrieron en sedición (penado con hasta 15 años de cárcel) y no en rebelión (entre 15 y 25 años), delito por el que están procesadas trece personas en el Supremo, dado que ella no aprecia que concurriera "el elemento de la violencia" ni en los días 20-21 de septiembre ni el 1 de octubre en la concentración de una "masa de personas" "de forma tumultuosa".