El tribunal que ha juzgado la primera época de la trama corrupta Gürtel duda en su sentencia de la credibilidad del presidente del Gobierno Mariano Rajoy al negar la existencia de una caja B en el PP cuando declaró como testigo el pasado mes de julio, siendo el primer presidente en activo en testificar ante un tribunal. En su sentencia, los magistrados declaran "plenamente acreditada esta contabilidad B" en el partido y señalan que quedó probada en el juicio al admitir los cobros que aparecen en los llamados papeles de Bárcenas algunas de las personas que figuran como preceptoras: Jaime Ignacio del Burgo, Santiago Abascal y Luis Fraga.

En cambio, otros testigos como los exsecretarios generales del PP Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos o el mismo Rajoy manifestaron "la falta de credibilidad de dichos papeles" y negaron la existencia de una caja B en el partido. Sin embargo, recuerda la sentencia, la Fiscalía rebatió "la veracidad de dichos testimonios" con una argumentación "que comparte el tribunal" y que ha tenido en consideración a la hora de valorar esas testificales.

Según la sentencia, de haberlo admitido, eso "significaría reconocer haber recibido" las cantidades apuntadas en los papeles de Bárcenas, "en cuanto que supondría reconocer la percepción de pagos opacos para la Hacienda Pública", que, si bien la Fiscalía "entiende que no son delictivos, pudieran ser considerados por los testigos como merecedores de un reproche social". En caso de reconocer estas percepciones, vendrían por tanto a admitir la existencia de una caja B "en el seno de una formación política a la que pertenecen o han pertenecido; por lo que se pone en cuestión la credibilidad de estos testigos, cuyo testimonio no aparece como suficiente verosímil para rebatir la contundente prueba existente sobre la caja B del partido".

La oposición utilizará las principales preguntas al Gobierno en la sesión de control que el Congreso celebra el próximo martes para pedir explicaciones al Ejecutivo y a su presidente, Mariano Rajoy, sobre la sentencia del caso Gürtel, que ha condenado al PP por beneficiarse de la trama corrupta.

La portavoz del grupo socialista, Margarita Robles, preguntará al jefe del Gobierno qué "responsabilidad política debe asumir" a la vista de esta condena, en tanto que el diputado de ERC Gabriel Rufián le instará a aclarar si tiene pensado dimitir. Mientras, la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, pedirá a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que evalúe la sentencia de la Audiencia Nacional que condena "a dirigentes de su partido, y a su propio partido, por corrupción". No preguntará sin embargo Ciudadanos por esta cuestión en el pleno de control.