30 de mayo de 2018
30.05.2018

El presupuesto tiene difícil marcha atrás pese a las amenazas del PP

30.05.2018 | 01:24

El PP desliza la posibilidad de enmendar sus propias cuentas o incluso bloquearlas en el Senado, donde los populares tienen mayoría absoluta, como castigo al posible voto favorable del PNV a la moción de censura de Pedro Sánchez. Sin embargo, esa advertencia tiene poco fundamento porque cualquier alteración presupuestaria en la Cámara Alta debe revalidarse en el Congreso, donde los populares carecerían de la mayoría que el PNV les proporcionó la semana pasada.

Mientras el Congreso se prepara para debatir mañana y pasado la moción de censura, las cuentas comenzaron ayer su andadura en el Senado, de donde, en principio, se supone que saldrán aprobadas el 19 o 20 de junio. Rajoy podría retirar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado mientras sea presidente del Gobierno. Con ello quedarían sin efecto todas las inversiones y partidas pactadas con sus socios y seguiría la prórroga presupuestaria ahora vigente. Si el viernes sale censurado del Congreso, Rajoy quedaría sin esa facultad presidencial.

Si la moción del líder socialistas prospera, el nuevo presidente podrá retirar las cuentas, que el PSOE rechazó durante toda su tramitación. Esa posibilidad parece remota en la medida que unos presupuestos aunque no sean las suyos proporcionarían a Sánchez más tranquilidad institucional que su ausencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook