05 de junio de 2018
05.06.2018
Vida política

Los momentos más duros de la trayectoria de Rajoy

Su declaración ante el juez por la trama Gürtel será recordada como una de sus peores experiencias

07.06.2018 | 01:54
Mariano Rajoy, tras perder la moción de censura.

La larga trayectoria política de Mariano Rajoy le ha hecho vivir decenas de situaciones tensas y de crisis de gestión a lo largo de su carrera. Sus más de 30 años vinculado al Partido Popular, desempeñando cargos de máxima responsabilidad, han hecho que el hasta ahora presidente del Gobierno en funciones haya estado en el ojo del huracán en diversas ocasiones.

Su paso por varias carteras ministeriales le hicieron asumir diferentes críticas y protestas. No obstante, su papel al frente del ministerio de Presidencia durante la crisis del Prestige es recordado como uno de los momentos más duros de la carrera política de Mariano Rajoy.

El hundimiento del Prestige


En noviembre de 2002, Mariano Rajoy fue el encargado de supervisar y coordinar las labores para hacer frente a las consecuencias del hundimiento del petrolero Prestige. La conocida como marea negra, que tiñó de 'chapapote' la costa gallega y que salpicó a otras zonas del litoral cantábrico, le valió las críticas y reproches más duros que ha recibido durante su trayectoria política.

El dirigente popular fue acusado de actuar con lentitud y de verse desbordado por la situación. El hecho de que se tratase de su tierra natal hizo que las críticas hiciesen más mella si cabe en él.

Atentados del 11-M


Los atentados del 11 de marzo en Madrid, tres días antes de las elecciones generales, dejaron desolado a Mariano Rajoy. La respuesta del Ejecutivo de Aznar en los días posteriores a los atentados se valieron las críticas de gran parte de la sociedad española. Todo el país se echó a la calle para condenar la violencia terrorista y Mariano Rajoy encabezó una de las manifestaciones que recorrieron Madrid.

Segunda derrota del Partido Popular de Rajoy en 2008


Mariano Rajoy repitió como cabeza de lista del Partido Popular en unas elecciones generales en 2008. El entonces líder de la oposición volvió a recorrer el país en busca del voto para ganar en las urnas. Los populares no lo lograron, y quedaron en la memoria colectiva las imágenes de Rajoy en el balcón de Génova arropado por su esposa tras la derrota electoral.

Solicitud del rescate y aplicación de los recortes

El líder popular ha confesado en los últimos años en repetidas ocasiones que su llegada al poder no fue nada fácil. La herencia socialista, como siempre la ha calificado el PP, hizo que Rajoy viese su Ejecutivo condicionado por la situación económica.

Menos de seis meses después de llegar a La Moncloa, Rajoy se vio obligado a solicitar a Europa una ayuda financiera de más de 100.000 millones de euros para rescatar a la banca. Finalmente, sólo se recurrió a 40.000 millones. El presidente del Gobierno se esforzó en intentar demostrar que no se trataba de un rescate, sino sólo de un préstamo en condiciones favorables para sacar del pozo a las cajas. En todo caso, el Gobierno se vio obligado a aplicar unos recortes que contribuyeron al desgaste de la imagen de Rajoy.

Puñetazo en Pontevedra


La campaña electoral de las elecciones generales del 20D dejó otro triste momento en la trayectoria política de Rajoy. Mientras paseaba por las calles de Pontevedra, un joven menor de edad se abalanzó sobre él y le propinó un puñetazo en la cara. El presidente del Gobierno, sin sus gafas, que acabaron rotas, siguió con su agenda, en plena campaña electoral de los comicios.

La declaración en el juicio por el caso Gürtel

El caso Gürtel, el detonante que ha desalojado al líder del PP de la Moncloa, lleva tiempo dando quebraderos de cabeza a Rajoy. Uno de los peores momentos que atravesó el hasta ahora presidente del Gobierno fue su declaración en el juicio de la trama.


Rajoy declara en el juicio por el caso Gürtel. Agencia ATLAS

Rajoy hizo hincapié en que nunca tuvo conocimiento de una financiación irregular y que sus competencias eran exclusivamente políticas y no de contabilidad. "Yo lo siento mucho pero las cosas son como son y a veces no son como a uno le gustaría que fueran", dijo al letrado cuando le preguntó sobre las actividades de Correa.

La gestión de la crisis catalana

La última legislatura de Mariano Rajoy ha estado marcada por el desafío de los independentistas catalanes. El líder del PP nunca quiso llegar al extremo, pero hizo desplegar el artículo 155 para restaurar el orden constitucional que el secesionismo hizo estallar por los aires.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine