05 de junio de 2018
05.06.2018
Relevo en Moncloa El nuevo escenario

El PP aplaza el debate del Presupuesto para enmendar algunas cesiones al PNV

El grupo popular en el Senado remarca la necesidad de reaccionar y "tomar nota" ante lo que algunos creen una "traición" de los nacionalistas vascos

05.06.2018 | 02:00
El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro (centro), ayer con otros senadores populares.

El grupo popular en el Senado celebró ayer por adelantado su habitual reunión de los martes de pleno, un encuentro a puerta cerrada en el que los senadores del PP respaldaron la decisión de enmendar los Presupuestos Generales del Estado en la Cámara Alta y de aplazar una semana el debate de totalidad.

Casi hora y media duró el encuentro presidido por el portavoz del grupo, José Manuel Barreiro, el primero que los senadores populares celebran tras la moción de censura que desalojó al PP del Gobierno. Según fuentes del grupo, en la reunión se remarcó la necesidad de reaccionar y "tomar nota" ante lo que algunos no han dudado en considerar como una "traición" del PNV al apoyar la moción de censura del PSOE, y se puso de relieve la unanimidad de los senadores a la decisión de enmendar los presupuestos.

"Hay mucho ánimo y muchas ganas de trabajar, todo el espíritu es francamente positivo y en esa línea vamos a trabajar", aseguró al término de la reunión el portavoz del grupo, José Manuel Barreiro, quien confirmó el respaldo de los senadores a la ampliación del plazo de enmiendas parciales para cambiar los Presupuestos que el Gobierno del PP sacó adelante en el Congreso.

Todavía está por determinar el contenido de esas enmiendas, puntualizó el secretario general del grupo, Javier Arenas, quien dijo que todavía no se han decidido cuáles serán las modificaciones que el PP pretende incorporar, y que sacará sin problemas en la Cámara Alta, donde tiene mayoría absoluta.

Fue numerosa la asistencia a la reunión e insólito y "muy significativo", según aseguraron fuentes populares, el número de peticiones de palabra, una decena cuando lo habitual en estos encuentros es que nadie solicite hablar, más allá de los discursos de la dirección.

Tres senadores, el vasco Iñaki Oyarzábal, el mallorquín José Ramón Bauzá y el navarro José Pérez Laparazán, pusieron énfasis en hacer ver cómo actúa el nacionalismo y en alertar sobre sus peligros, que según ellos se han puesto de relieve al desalojar al PP del Ejecutivo. A la espera de que los populares determinen el sentido de sus enmiendas, será la Mesa del Senado quien mañana, oída la Junta de Portavoces, confirme las peticiones del PP para ampliar hasta el lunes 11 el plazo para presentar enmiendas parciales y para retrasar hasta la semana próxima el debate de los vetos.

Cualquier modificación que el Senado introduzca en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 tendrá que ser ratificada después por el Congreso. El nuevo presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a respetar las cuentas públicas que el PP, desde el Gobierno, había sacado adelante con el apoyo de Ciudadanos y el PNV; pero si la mayoría absoluta del PP en el Senado las modifica, el PSOE corre el riesgo de no poder impedir estos cambios.

Porque si, ya excluido en el Congreso el voto del PNV, el PP logra que las enmiendas sean respaldadas por Ciudadanos, el PSOE necesitará recabar los votos de Unidos Podemos y de las fuerzas independentistas que votaron la moción de censura para frenar esas modificaciones parciales que pueden aprobarse por mayoría simple, es decir, solo con más votos a favor que en contra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook