13 de junio de 2018
13.06.2018

La Marina italiana ayudará a transportar a Valencia a los inmigrantes del 'Aquarius'

Francia, dispuesta a asumir una parte de los evacuados n El número de personas llegadas por mar a España se ha duplicado en lo que va de año, hasta las 8.162

13.06.2018 | 20:41
Algunos de los 629 inmigrantes rescatados a bordo del barco ´Aquarius´ en una imagen de ayer.

La crítica situación del navío Aquarius, con 629 rescatados del mar a bordo, se desbloqueó ayer de nuevo cuando Italia ofreció que dos navíos de su Marina y su Guardia Costera contribuyan a su traslado hasta el puerto de Valencia.

El lunes, después de que España ofreciera hacerse cargo de los rescatados, las ONG que fletan el barco -SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras (MSF)- advirtieron de que el navío, que se encuentra frente a las costas de Sicilia, no está en condiciones de hacer una travesía de casi 1.300 kilómetros.

Según MSF el Aquarius solo puede viajar con las personas que caben en su interior, pues no se puede tener a cientos de personas día y noche en las cubiertas. Las labores para el traslado de 400 inmigrantes desde el Aquarius a los barcos italianos comenzaron ayer mismo por la tarde y estaba previsto que, una vez completadas, se iniciara la travesía hasta Valencia, donde está previsto que desembarquen el sábado. Un representantes de MSF llamó la atención sobre la paradoja de que parte de las personas ahora llevadas a buques militares italianos fueron desembarcadas desde estos en el Aquarius el pasado fin de semana. La situación generada por el Gobierno italiano al negarse a dejar desembarcar al Aquarius en sus puertos ha indignado a Francia, cuyo primer ministro, Édouard Philippe, denunció la "falta de respeto" de Italia a sus "obligaciones", no solo con la UE sino con el derecho internacional. Según el derecho marítimo, el Estado más cercano a un barco en peligro tiene el deber de socorrerlo.

Philippe ofreció a España la ayuda de Francia para acoger a los inmigrantes. "Por supuesto que estamos dispuestos a ayudar a las autoridades españolas para acoger y analizar la situación de aquellos que en ese barco quieran pedir el estatuto de refugiado", declaró ante la Asamblea Nacional, añadiendo su "contento" por la decisión de España de abrir el puerto de Valencia al barco.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno italiano, Luigi di Maio, consideró ayer "vergonzoso" que Francia y España "den lecciones" a su país tras impedir la entrada en puerto del barco y dijo que "nada será como antes" en materia migratoria.

"Francia y España han cerrado sus puertos desde hace tiempo (...), es vergonzoso que representantes de estos países vengan a darnos lecciones de moral por pedir a nuestros socios europeos repartir a los inmigrantes que llegarán este verano", criticó desde su página de Facebook.

Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas, afirmó que "España ha practicado expulsiones de inmigrantes en caliente que han sido condenadas por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos". Sobre Francia, apuntó que "expulsa cada día a inmigrantes" que tratan de cruzar desde las ciudades fronterizas italianas de Ventimiglia (noroeste) y Bardonecchia (norte).

La llegada de inmigrantes a España por mar casi se ha duplicado al incrementarse en un 94,1% en lo que va de año y ya son 8.162 las personas que han llegado en 356 embarcaciones a las costas peninsulares y de Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, según el último informe del Ministerio del Interior. La cifra contrasta con las 4.206 que lo hicieron en el mismo periodo de 2017, en otras 196 pateras. La mayor parte de los inmigrantes llegaron por las costas peninsulares y de Baleares: un total de 7.507 en 314 embarcaciones.

Si se suman las entradas por vía marítima y terrestre de enero a final de mayo son 10.639 los inmigrantes irregulares llegados, un 55,3% más que en el mismo periodo de 2017, en el que fueron 6.852, 3.787 menos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine