El expresidente Mariano Rajoy aspira a trasladarse antes de que acabe el año a una vacante de registrador de la propiedad en Madrid. Tras reincorporarse días atrás a su plaza en la localidad alicantina de Santa Pola, el antiguo jefe del Gobierno tiene ahora puestas sus expectativas en el retorno a Madrid, donde está su residencia familiar. Rajoy se encuentra desplazado a Alicante, donde pasa la mayor parte de la semana.

La oportunidad podría llegarle con la jubilación de Emilio García-Pumarino, quien ahora ocupa el registro de la propiedad número 1 de Colmenar Viejo. García-Pumarino cumplirá en los próximos meses 70 años, edad obligatoria de jubilación, lo que movería el escalafón. Tienen preferencia para elegir plaza los registradores con mayor antigüedad, entre los que figura Rajoy pese a que el ejercicio de la política lo mantuvo casi treinta años alejado de su destino. Emilio García-Pumarino fue diputado por Asturias por la UCD en dos legislaturas, entre 1977 y 1982.