10 de julio de 2018
10.07.2018
Distensión en Cataluña

Sánchez y Torra restablecen el diálogo con posiciones incompatibles de fondo

El primer encuentro reactiva la comisión bilateral Estado-Generalitat - El Gobierno levantará los vetos en el Tribunal Constitucioal a leyes catalanas

10.07.2018 | 01:35
Pedro Sánchez y Quim Torra, ayer ante la fuente que frecuentaban Antonio Machado y Guiomar.

Las relaciones mejoran pero las diferencias de fondo son irreconciliables. El encuentro en la Moncloa entre el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, tuvo el efecto de restablecer un diálogo roto desde meses antes de que el independentismo consumara su desafío con la consulta ilegal del 1 de octubre del año pasado. Queda cerrada, sin embargo, toda posibilidad de acercamiento en lo que Torra definió como "asuntos centrales": la autodeterminación y los políticos soberanistas en prisión preventiva. El principal acuerdo del encuentro es la decisión de restablecer la comisión bilateral en la que se dilucidan los asuntos entre el Estado y la Generalitat, que no se reúne desde 2011.

La de ayer era la primera visita de un jefe del Govern a la Moncloa desde el almuerzo que, con nulo provecho, Mariano Rajoy y Carles Puigdemont mantuvieron en enero de 2017. En aquel momento nada hacía predecir, pese a los desacuerdos, que el soberanismo consumara su intento de ruptura, tras el cual se quebró toda relación entre ambos ejecutivos. La cita de ayer entre Sánchez y Torra perseguía algo tan elemental como un mero acercamiento para abrir un diálogo incipiente.

La imágenes de ambos presidentes paseando de forma distendida por los jardines del complejo de la Moncloa tras dos horas y media de reunión sirvieron para ratificar que ese primer objetivo estaba conseguido. Persisten, sin embargo, diferencias irreconciliables de fondo. Torra llevaba en su agenda, como ya reflejaban los documentos previos remitidos al jefe del Ejecutivo, los "asuntos centrales" de la autodeterminación y los políticos encarcelados.

Fórmulas

Expuso a Sánchez, según relataría después, que "no renuncia a ninguna de las fórmulas para llegar a la independencia" y el derecho de autodeterminación "no sólo tiene que reconocerse, tiene que votarse". La respuesta del presidente del Gobierno fue que sobre autodeterminación "hay muy poco que hablar", dijo la vicepresidenta Carmen Calvo en la rueda de prensa en la que dio cuenta de la reunión.

Las pretensiones del soberanismo desbordan el marco legal de la Constitución y el Estatuto, que el Ejecutivo tiene obligación de defender aunque reconozca la existencia de "un proyecto político independentista". Torra reclamó a Sánchez que ponga fin a "la ofensiva judicial y política contra el independentismo". El Gobierno no puede interferir en las decisiones de los jueces y en España no hay presos políticos, respondió el presidente, según Calvo.

Pese a los desacuerdos de fondo, el primer paso hacia la normalización de relaciones entre ambas instancias consistirá en la convocatoria de la comisión bilateral Estado-Generalitat. También volverán a estar operativas otras comisiones, previstas en el Estatut, sobre infraestructuras, transferencias y hacienda.

En todas ellas se abordarán algunas de las 45 exigencias planteadas en su día por Puigdemont a Rajoy. Con el mismo ánimo de normalización, el Ejecutivo de Sánchez anuncia sus disposición a levantar los vetos interpuestos por el Gobierno de Rajoy ante el Tribunal Constitucional por las leyes aprobadas en el Parlament catalán sobre pobreza energética, cambio climático y universalización de la sanidad. Para el jefe del Govern fue una reunión "franca y sincera" en la que hubo oportunidad de "hablar de todo" y de la que salió satisfecho por el reconocimiento por parte de Sánchez de "que hay un problema político que requiere soluciones políticas".

Gobierno y Generalitat prepararán juntos los actos en recuerdo de los atentados de las Ramblas y Cambrils, en agosto, a los que el presidente catalán anticipó que no piensan invitar la Rey.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook