El presidente del Parlament balear, Baltasar Picornell, aseguró ayer que el Rey "está dispuesto a tender puentes" con Cataluña para atajar la crisis territorial y que "está intentando hablar con las partes que están dispuestas" a encontrar una salida, aunque reconoció que hay "partidos reticentes" a la negociación.

Picornell, de Podemos, fue recibido en audiencia por Felipe VI y después transmitió a los medios sus impresiones de la reunión. "Es el momento de tender puentes y él (el Rey) está dispuesto", afirmó. Como el año pasado, el presidente de la Cámara balear acudió a la audiencia sin corbata, con americana y con deportivas. Durante la audiencia comunicó al Rey que no asistirá a la recepción a los representantes de la sociedad balear, este viernes, por motivos personales.

Tras conocer las palabras de Picornell, el nuevo presidente del PDeCAT, David Bonvehí, dijo que su partido está abierto a dialogar con Felipe VI si éste quiere abordar con ellos la cuestión catalana: "Somos los del diálogo, cualquier persona que quiera hablar con nosotros aquí nos tiene".

Pero después añadió que, para empezar, Felipe VI debe "retractarse" y pedir "perdón" por el discurso que hizo el 3 de octubre de 2017 tras la celebración del referéndum ilegal del 1-O.

ERC, por su parte, da "poco crédito" a la voluntad de tender puentes que Picornell atribuye al Rey. Y se preguntó: "¿Es el mismo monarca que el 3 de octubre dijo que se tenía que utilizar toda la fuerza del Estado contra Cataluña, ¿verdad?".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá por su parte el próximo lunes al mediodía al Palacio de Marivent para mantener su tradicional despacho del verano en Mallorca con el Rey, según informaron ayer fuentes del Gobierno.